Lunes, 21 de Abril de 2008

La lideresa juega a esconder sus cartas en '59 segundos'

La presidenta de la Comunidad de Madrid asegura que su decisión actual de no presentar candidatura al Congreso del PP "no es inamovible"

YOLANDA GONZÁLEZ GONZÁLEZ ·21/04/2008 - 23:34h

 

El espacio 59 segundos de TVE era la segunda ocasión que Esperanza Aguirre tenía ayer para arrojar algo más de luz a sus planes para el futuro más inmediato dentro del partido. Pero ella, aficionada a las cartas, decidió no mostrarlas todas.

Comenzó con un “no tengo ni he tenido nunca la intención (de presentarse al Congreso del mes de junio)”, aseguró que “efectivamente” apoyará a Rajoy de cara a la cita congresual de su partido y acabó dejando las cosas como habían estado los últimos días. En el aire.

 “No he dicho que no, ni que sí. Quedan exactamente dos meses...”

La última vez que la cuestionaron sobre su disposición a apostar por el líder de los conservadores, respondió positivamente. No lo tuvo tan claro cuando se le planteó si esta decisión era “inamovible”. “No”, dijo.Y por si no hubiera jugado lo suficiente al despiste espetó a sus contertulios —boquiabiertos— “No he dicho que no, ni que sí. Quedan exactamente dos meses...” No pareció dispuesta a dar la partida por perdida, o a dejarla a medias. Cree que todavía debe jugar algunas bazas más. 

No se encontraba cómoda Aguirre cuando la posibilidad de enfrentarse a Rajoy ocupaba el debate. Lo que más le gustaba era exponer su tesis sobre la necesidad de que el partido, ahora que se han perdido las elecciones, debe abrir un debate ideológico. Pero como esto también le ha dado ya algún quebradero de cabeza, precisó que se trataba de un debate frente a los socialistas. Y como cree que se malinterpretaron sus palabras, aprovechó su paso por TVE para decir que no, que Rajoy no es socialdemócrata.

También tuvo palabras para Alberto Ruiz-Gallardón, uno de sus principales enemigos políticos. Aquí, la lideresa estuvo conciliadora. Dijo que entre ambos sólo existen discrepancias y achacó sus diferencias a una cuestión histórica. Dio a entender que es casi una obligación, no escrita, pero sí establecida, que alcalde y presidenta de la Comunidad de Madrid se lleven mal.

Nuevos cargos 

Sobre los nuevos cargos del equipo de Rajoy no quiso ser tan precisa como lo había sido días antes Francisco Álvarez Cascos. En lo que sí se mostró de acuerdo con el ex ministro de Aznar es en que “el PP no es un partido de barones. No lo ha sido nunca”.

También tuvo tiempo de agradecer los apoyos presatdos por su círculo más próximo, como los del consejero Juan José Güemes. Ella también entiende que no era necesario que precisara sus planes para que el partido en Andalucía se ponga a trabajar.