Lunes, 21 de Abril de 2008

ERC saldrá a la calle contra el ministrasvase del Ebro

Montilla, que contiene a PSC e ICV, acordó la obra con el Gobierno de Zapatero

FERRAN CASAS ·21/04/2008 - 21:43h

Esquerra forma parte del Govern con el PSC e ICV-EUiA. Y el Govern aceptó la propuesta del ejecutivo del PSOE para prolongar el minitrasvase del Ebro de Tarragona a Barcelona. Pero eso parece no ser problema para que ayer la dirección independentista acordara manifestarse contra la solución escogida para salvar la sequía que amenaza el suministro a la capital catalana.

La Plataforma en Defensa de l'Ebre decidió el sábado en una concurrida asamblea en Tortosa manifestarse el 18 de mayo contra la conexión de redes. En la marcha de la PDE, muy crítica con la gestión que el tripartito ha hecho del asunto proponiendo primero trasvasar el Segre y luego el Ebro, se verá a dirigentes de ERC.

La portavoz del partido, Marina Llansana, se las vio y deseó para justificarse. Según ella la dirección de Esquerra estará "representada" en la manifestación mediante la presencia en la misma de "cargos territoriales con responsabilidad orgánica" en el partido, puesto que "Esquerra apoya a la gente de Terres de l'Ebre" y "no ha variado su postura contraria a los trasvases".

La clave interna pesa

De hecho, los cargos republicanos en la zona (entre ellos el delegado del Govern, Lluís Salvadó) no han escondido su malestar por la solución adoptada y llegaron a dimitir pese a que la dirección regional no se lo aceptó. La federación del Ebro, además de potente, está indecisa entre Carod y Puigcercós ante la pugna que mantienen con vistas al congreso de junio, por lo que ninguno de ellos quiere incomodarla. Los críticos con el tándem que lidera Esquerra ya anunciaron el domingo su voluntad de asistir a la manifestación.

El PSC, que defiende el minitrasvase también en las Terres del Ebre, animó a los cargos de ERC en la zona a dimitir si no cerraban filas con Montilla, cosa que tampoco hace ICV en esas comarcas. Los ecosocialistas ebrenses, que serán llamados a capítulo por la dirección de Barcelona, dan libertad a sus militantes para asistir a la marcha y pidieron la dimisión del conseller de Medio Ambiente, Francesc Baltasar.

Llansana explicó que su postura no implica no admitir que Catalunya "sufre una situación de emergencia" que obliga a adoptar "medidas excepcionales sobre las que ERC reclama garantías estrictas de temporalidad y excepcionalidad".

El Fondo de Contingencia

La dirigente de Esquerra se felicitó de que el Real Decreto del Gobierno autorizando el trasvase fije un límite de 50 metros cúbicos diarios. Llansana criticó que los 180 millones de euros que vale la tubería entre Tarragona y Barcelona se paguen con la inversión en infraestructuras prevista en el Estatut. Propuso que se haga a costa del Fondo de Contingencia de que el Estado dispone para las emergencias.

Mientras, CiU amagó con abstenerse cuando en el Congreso se convalide el Real Decreto sobre el ministrasvase que el viernes aprobó el Consejo de Ministros. Pese a todo, Artur Mas admitió estar a favor de la medida.

Y mientras, el PSC pedía al Govern "pedagogía" para evitar una guerra del agua en Catalunya. Hace días que Montilla la hace. El jueves el president reunió, en su calidad de primer secretario del partido, a 200 cuadros territoriales instándoles al cierre de filas y a poner el contador a cero apelando a la solidaridad territorial con el argumento de que "el país es uno" y que Barcelona ya es solidaria con la Catalunya rural.

Baltasar visita a los alcaldes en Tortosa

El conseller de Medi Ambient, Francesc Baltasar, pisará hoy las Terres de l'Ebre por primera vez desde el inicio de la crisis hídrica para hablar con los alcaldes de la zona. Baltasar tendrá la oportunidad de conocer el grado de enojo de todos ellos, ya que tiene previsto informarles del contenido del real decreto aprobado el pasado viernes. "Esta mañana nos convocaron primero por teléfono y luego, al pedir una confirmación por escrito, nos enviaron un e-mail", relataba ayer el alcalde de Amposta, Manel Ferré. El edil convergente tiene previsto aprovechar la presencia de Baltasar para presentarle una propuesta de pacto que a última hora de ayer intentaba consensuar con el resto de alcaldes de CiU, destinada a reclamar al gobierno de la Generalitat que reconozca el déficit de infraestructuras que padecen.

Por otra parte, Ferré también avanzó la postura unitaria que defensarán los alcaldes de los municipios ebrenses conectados al Consorci d'Aigües de Tarragona en la junta general de este organismo convocada también para hoy en l'Ampolla. La intención es reclamar al consorcio, encargado de gestionar el ministrasvase, que se les garantize el suministro de agua durante el verano, justo cuando la concesión adquiere puntas máximas a causa de la presencia masiva de turistas.