Martes, 16 de Octubre de 2007

La FAO exige un compromiso ante los 854 millones de personas que se acuestan sin comer

EFE ·16/10/2007 - 19:00h

EFE - El director general de la FAO, Jacques Diouf, quien ha exigido hoy un compromiso internacional para acabar con el hambre en el mundo. EFE

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) exigió hoy, en el Día Mundial de la Alimentación, un compromiso mundial para erradicar la "lacra" del hambre, por la que "854 millones de personas se acostarán con el estómago vacío", afirmó en Roma su director general, Jacques Diouf.

"El derecho a una alimentación adecuada" fue el lema de esta jornada, que hoy se celebra en 150 países para concienciar sobre las carencia general de alimentos en el mundo.

En la ceremonia oficial de la jornada, Diouf remarcó que el acceso a los recursos alimenticios tienen que ser garantía de un derecho fundamental, pero "no en el sentido de recibir alimentos gratuitamente", como caridad.

El director de la FAO declaró que promocionar el derecho a la alimentación es una "contribución esencial" para pasar de la "inaceptable realidad" de la hambruna a la "esperanza de conseguir que el mundo se libere de dicha lacra".

Diouf también se dirigió a los países en vías de desarrollo, que pueden promover ese derecho con la eliminación de obstáculos, que deben superar las personas y los grupos "más vulnerables".

Por otra parte, declaró que el compromiso de los países para contemplar el derecho a la alimentación, "a pesar de su modesto progreso, comienza a dar frutos, lo que era impensable hace una década".

En ese sentido, puso el ejemplo de Brasil, donde el derecho a la alimentación "está fuertemente arraigado y promocionado" y, en consecuencia, "el hambre retrocede".

Diouf recordó además la existencia de Directrices y programas de lucha contra el hambre y la pobreza, que son un "instrumento adicional" para erradicarlas y para "acelerar la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio".

El acto, celebrado en la sala plenaria de la FAO en Roma, estuvieron presentes, entre otros, de los ministros de Exteriores de Argentina, Jorge Taiana; Nicaragua, Samuel Santos López; y Paraguay, Ruben Ramírez.

Entre quienes intervinieron estaba el presidente de Alemania, Horst Köhler; y el de Tanzania, Jakaya Kikwete.

Köhler subrayó la necesidad de una "política de desarrollo para todo el planeta", que puede ser un "gran reto" si, como se prevé, la población mundial aumenta de los actuales seis mil millones a nueve mil millones de personas que se preven para el 2050.

El objetivo principal de esa política de desarrollo, explicó el presidente, debe ser asegurar que la población llegue a la autosuficiencia.

Köhler agregó que "el hambre no es un destino sin escapatoria y puede ser eliminada con las políticas adecuadas", pues los grandes problemas del mundo globalizado "sólo pueden resolverse trabajando juntos".

El Presidente de Tanzania, Jakaya Kikwete, recordó que "cada día casi 40.000 niños mueren por malnutrición o por enfermedades relacionadas" con ella.

Para Kikwete, estas cifras "nada reconfortantes, reflejan tanto la enormidad como la gravedad" del problema del hambre cuya solución, pasa, en el caso de África, por una "reorganización de la agricultura" en el continente.

El papa Benedicto XVI envió un mensaje, que lo leyó el arzobispo Renato Volante, observador permanente de la Santa Sede en la FAO, en el que insta a la sociedad mundial a cooperar para facilitar el derecho a la alimentación, ya que su incumplimiento, escribió, "es una violación evidente de la dignidad humana".

El Pontífice también solicitó que haya una "conciencia solidaria que considere la alimentación como un derecho universal de todos los seres humanos, sin distinciones ni discriminaciones".

Italia estuvo representada por su ministro de Agricultura, Paolo de Castro, quien declaró que la estrategia para conseguir la universalidad del derecho a la alimentación está "muy clara".

Para De Castro, los planes, programas y recursos "ya existen, ahora sólo hay que actuar".