Martes, 16 de Octubre de 2007

Ocasión de reivindicarse para los no habituales

EFE ·16/10/2007 - 19:03h

EFE - El seleccionador español Luis Aragonés (i) conversa con los jugadores Carlos Marchena (c) y David Albelda. EFE

Una vez cumplida la difícil misión de ganar en Dinamarca y, prácticamente, asegurar el billete para la Eurocopa de Austria y Suiza, España afronta ahora un amistoso ante Finlandia en lo que puede significar una buena ocasión para que los hombres no habituales en las alineaciones de Luis Aragonés se reivindiquen.

El técnico pondrá en práctica las llamadas rotaciones y dará descanso a la mayoría de los que actuaron con éxito el pasado sábado en Dinamarca.

El partido pondrá fin a cuatro largos días que la selección se ha "chupado" en Helsinki para preparar un amistoso intrascendente, pero acordado con la Federación Finlandesa hace dos años.

La Federación del país escandinavo cursó invitación a la española, que aceptó la cita sin saber las circunstancias con las que llegaría al momento. Entonces no se podía prever que España se iba a jugar cinco días antes sus posibilidades de clasificación para la Eurocopa de Austria y Suiza.

Si para España el encuentro carece de relevancia y es, además, inoportuno, a tres días del regreso del campeonato de Liga y con muchos internacionales implicados en los cuatro duelos programados para el sábado, para Finlandia se trata de una ocasión especial.

Los finlandeses culminan con el enfrentamiento las celebraciones de su centenario y se preparan para la batalla contra los españoles con muchas ganas de derrotarles.

El país dejará por un día en segundo plano la Fórmula Uno para atender a su combinado nacional, a pesar de que el próximo fin de semana Kimi Raikkonen, uno de sus personajes más venerados, se juega el campeonato del mundo de la especialidad en Brasil ante el español Fernando Alonso y el británico Lewis Hamilton.

Finlandia, que no ha estado nunca en fases finales de Eurocopas o Mundiales, mantiene un resquicio de esperanza para estar el año próximo en Austria y Suiza, en el que sería el mayor hito de su historia. Para ello deberá ganar sus dos últimos encuentros ante Azerbaiyán y Portugal y esperar que otros resultados le favorezcan.

Antes, los finlandeses ansían poner broche de oro a su centenario con una victoria ante un rival de entidad. Para ellos el duelo no es amistoso. Se lo han tomado muy en serio.

El grupo, dirigido por el inglés Roy Hodgson, se caracteriza por la solidez de su defensa, en la que destacan los centrales Sami Hyypia (Liverpool) y Petri Pasanen (Werder Bremen), pero también por sus escasos recursos ofensivos.

Desde que Hodgson se hizo cargo del conjunto finlandés a principios de 2006, el equipo empezó a jugar "a la inglesa", con un fútbol directo basado en una defensa férrea, un centro del campo muy trabajador y con los pases largos a los delanteros como principal argumento ofensivo.

Con los finlandeses no estará Jari Litmanen, el principal ídolo futbolístico del país. El ex jugador del Barcelona, ahora en las filas del Malmoe sueco, está lesionado y, con 37 años, al borde de la retirada.

España podrá salir satisfecha del envite, fundamentalmente, si no hay ningún lesionado después de un partido que se jugará sobre un terreno de juego duro por el frío que padece Finlandia en el principio del otoño. Se espera una temperatura de unos cuatro grados a la hora del encuentro.

Aragonés concederá minutos a los no habituales, quienes pondrán todo el empeño en hacer un buen papel para que el seleccionador siga confiando en ellos en un futuro. Lo más probable es que sólo Andrés Iniesta, David Albelda y Sergio Ramos repitan en el once inicial que jugó ante Dinamarca, con la inclusión de Carles Puyol, ausente ante los daneses por lesión.

Alineaciones Probables

Finlandia: Jaaskelainen; Pasanen, Hyypia, Tihinen, Kallio; Kolkka, Roman Eremenko, Riihilahti, Heikkinen; Alexei Eremenko y Johansson.

España: Reina; Sergio Ramos, Pablo, Puyol, Pernía; Angulo, Albelda, Iniesta, Riera; Silva y Luis García.

Arbitro: Stephan Bre (FRA).

Estadio: Olimpic de Helsinki (30.000 espectadores de capacidad)