Lunes, 21 de Abril de 2008

"Hamás no reconocerá al Estado de Israel"

El ex presidente norteamericano Jimmy Carter, sugirió esta mañana, después de reunirse el fin de semana con varios dirigentes del movimiento islamista, que podrían aceptar "un acuerdo de paz con condiciones"

PÚBLICO.ES/Reuters ·21/04/2008 - 14:14h

El ex presidente Jimmy Carter, durante una intervención este fin de semana en Jerusalén. EFE

"Hamás no reconocerá el Estado de Israel". Polémica zanjada y un nuevo hachazo a la esperanza, si es que esta palabra existe en el contexto del conflicto Israel-Palestina, de conseguir la paz en Oriente Medio. El dirigente de la oficina política del movimiento islamista Hamás, Jaled Meshal, aseguró hoy en Damasco que su grupo no reconocerá el estado de Israel en una rueda de prensa celebrada en la capital siria, donde Meshal vive exiliado.

El líder palestino insistió en que, a pesar de que Hamás está dispuesto a aceptar la creación de un estado palestino dentro de las fronteras anteriores a 1967, no reconocerá a Israel. esta reacción viene después de que el ex presidente de Estados Unidos Jimmy Carter dijera esta misma mañana que los dirigentes de Hamás le han dicho que podrían aceptar un acuerdo de paz negociado por su rival, el presidente palestino Mahmud Abas, si los palestinos lo aprueban en una votación.

Carter expresó en un discurso que Hamás "dijo que aceptarían un estado palestino sobre las fronteras de 1967 si fuera aprobado por los palestinos (...) aunque Hamás pudiera estar en desacuerdo con algunos de sus términos". Y siguió con un rotundo, "esto significa que Hamás no saboteará los esfuerzos de Abas para negociar un acuerdo y Hamás aceptará un acuerdo si los palestinos lo apoyan en una votación libre", agregó. Aunque Carter indicó que Hamás le dijo que un referendo sobre un acuerdo de paz debe estar precedido por una reconciliación entre su grupo y el partido Al Fatah de Abas.

Leña al fuego 

Y mientras se instala el debate, un portavoz del movimiento islamista amenazó hoy a Israel con "duros ataques" y aseguró que los últimos atentados contra puestos fronterizos en la franja de Gaza no eran más que "prácticas". Los ataques perpetrados en la última quincena contra los terminales israelíes no han sido más que "un paseo por el parque", declaró hoy el líder islamista Abu Yandal a medios palestinos, según informó la versión digital del diario Haaretz. 

El atentado suicida de este fin de semana contra el puesto de entrada de ayuda humanitaria de Kerem Shalom y el del pasado día 9 contra el de Nahal Oz, por el que accede el combustible, han dejado un total de dos israelíes muertos y 16 heridos, pero también han demostrado la capacidad de los islamistas para acercarse al territorio israelí.

Como respuesta, Israel ha reducido aún más los envíos de combusible a la Franja, ha cerrado temporalmente la terminal de Kerem Shalom y ha intensificado los ataques en Gaza, además de anunciar controles más severos sobre el paso de productos al territorio palestino.

Reunión en Damasco

Hamás tomó el control de la Franja de Gaza de manos de Al Fatah tras unos combates en el verano pasado. Un responsable de Hamás en la Franja de Gaza también se refirió a una serie de precondiciones planteadas por el grupo islamista para aprobar el acuerdo con Israel. Sami Abu Zuhri dijo que los refugiados palestinos que viven en el exilio deben ser incluidos en la votación, lo que podría complicar la aprobación de un acuerdo.

Abu Zuhri también señaló que Hamás, que se niega a reconocer a Israel, considerará como "transitorio" cualquier futuro Estado palestino en la ocupada Cisjordania y la Franja de Gaza, territorios que Israel capturó en la guerra de los Seis Días. A diferencia de Abas, que busca un Estado palestino que conviva junto al Estado judío, Abu Zuhri dijo que la posición de no reconocer el derecho de Israel a existir de Hamás sigue intacto, pese a su aceptación de un Estado con las fronteras de 1967.

Carter y Meshaal conversaron el viernes y sábado en Damasco sobre cómo el grupo islamista rechazado por el Estado judío y Occidente, podría ingresar a un acuerdo de paz y dejar de lado su oposición a las negociaciones de Abas con Israel. El ex mandatario estadounidense dijo que Hamás rechazó su propuesta de un cese del fuego unilateral de 30 días con Israel, pero que Egipto continuará con sus esfuerzos para mediar en una tregua.

El ex presidente, quien ayudó a negociar un acuerdo de paz en 1979 entre Israel y Egipto, dijo que excluir a Hamás "simplemente no está funcionando" y está avivando la violencia a lo largo de la frontera de Israel con la Franja.

La iniciativa del ganador del premio Nobel de la Paz de reunirse con funcionarios de Hamás desató críticas de Israel y Estados Unidos, ya que ambos lo consideran un grupo terrorista. El primer ministro israelí, Ehud Olmert, se negó a verle.