Martes, 16 de Octubre de 2007

Raquel Welch reconoce que mantenerse bella le cuesta "muchísimo trabajo"

EFE ·16/10/2007 - 18:15h

EFE - La actriz estadounidense Raquel Welch, hoy en Valencia ante su participación en la gala de apertura de la XXVIII edición de la Mostra de Valencia Cinema del Mediterrani. EFE

La actriz norteamericana Raquel Welch, de 67 años, que será homenajeada esta noche en la gala de apertura de la Mostra de Valencia, reconoció hoy que mantenerse bella y en forma física le cuesta "muchísimo trabajo" y que tiene que pasar bastante tiempo en el gimnasio.

Raquel Welch comentó que se encontraba "muy feliz de encontrarse en Valencia" y resaltó su admiración por la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Santiago Calatrava y por la belleza de su casco antiguo, al tiempo que comentó con humor que le había gustado mucho el traje de fallera y la "paella".

Raquel Welch, la mítica estrella de "Hace un millón de años", reconoció, en una rueda de prensa en el Museo de la Ciudad de Valencia, a la que asistieron varias decenas de informadores, cámaras y fotógrafos, que admiraba el trabajo de Carlos Saura y Almodóvar, cuyas películas son conocidas en mi país".

Welch, que ha protagonizado más de sesenta películas tanto en cine como televisión, señaló que se consideraba una actriz norteamericana, no latinoamericana, a pesar de que su padre era oriundo de Bolivia.

Recordó que su padre, Armando Tejada, llegó a los Estados Unidos a los 17 años y ejerció de ingeniero.

"Se casó con una norteamericana y en su casa ya nunca se habló español, por lo que mi cultura y educación ha sido netamente norteamericana", indicó "El Cuerpo", como popularmente se la ha distinguido.

Tras unas primeras horas de estancia en Valencia, donde ha visitado diversos lugares, la diva del cine, nacida en Chicago, en 1940, contó que cuando entró en los estudios de Hollywood "por mi aspecto exótico la gente no sabía que hacer conmigo, y me dieron papeles de mujer latina".

En relación a su condición de sex-symbol, Raquel Welch, cuyo verdadero nombre es Tejada, explicó que "nunca te puedes escapar de la idea que tiene la gente sobre ti" y reconoció que nunca se ha encasillado en papeles concretos, ya que ha participado en películas muy distintas, como "100 rifles" o "Los Tres Mosqueteros", rodada en España, que le proporcionaron gran prestigio.

La actriz, que destacó muy niña por tener una belleza poco usual, señaló que fue una de las primeras norteamericanas que se puso un bikini con la bandera norteamericana, algo que estaba contra las leyes de entonces.

A los 16 años conquistó ya media docena de títulos de belleza y ello le abrió las puertas del mundo de la televisión al ingresar en una cadena californiana como presentadora después de haber cursado estudios en la Escuela de Arte Dramático de San Diego.

Trabajó después en teatro y en 1963 el empresario cinematográfico Patrick Curtis le ofreció su primer papel en el cine en la película "Roustabout" para un año más tarde intervenir en "Una casa no es hogar".

Pero será la película "Un millón de años", rodada en 1966, la que le lanzó su carrera en el cine junto con "Viaje alucinante" que rodó también ese año.