Domingo, 20 de Abril de 2008

Federer dice que empezar así es lo mejor y que ya tiene ventaja sobre Nadal

EFE ·20/04/2008 - 19:50h

EFE - El tenista suizo Roger Federer celebra su victoria.

La sonrisa volvió de nuevo al rostro del suizo Roger Federer al poner fin al peor comienzo de temporada en sus últimos ocho años y empezar ganando su primer título del 2008 sobre tierra, en Estoril, donde decidió confiarse a los conocimientos del técnico español José Higueras, y desde donde espera arrancar para atacar su gran esperanza, Roland Garros.

"Ha sido una buena semana para comenzar con él, y él (Higueras) está feliz por mi", dijo Federer tras obtener el séptimo título sobre arcilla de su carrera (54 en el total).

Sobre sus prioridades, el suizo destacó que un sexto triunfo en el All England Tennis Club colmaría sus ambiciones, pero no todas. "Wimbledon siempre será mi primera prioridad, y eso no cambiará, pero también sé que Roland Garros nunca lo he ganado. Sé que la gran noticia es ganar Wimbledon, pero no en mi corazón", admitió.

"Uno va partido a partido y espera jugar bien, y que todo vaya funcionando", observó sobre su trabajo con el técnico granadino que ahora reside en Palm Springs. "Gracias Dios mío que le he entendido bien y que no me confundido con otras ideas", bromeó sobre los consejos que ha recibido de Higueras.

"Ahora vamos a Monaco y esperamos otra buena semana allí. En Estoril he recogido mucha información, aunque el fin de semana ha sido una locura con el viento y la lluvia, y era muy complicado jugar. El martes fue el peor día, no se podía apuntar a las líneas, solo intentar mantener la bola en juego y así no se puede jugar un tenis agresivo, solamente esperar el fallo. Es incluso muy complicado servir bien. Uno puede jugar mejor en normales condiciones, pero con estos inconvenientes, estoy contento por mi forma", matizó el de Basilea.

Federer está convencido que ahora se encuentra en una situación ventajosa contra otros rivales, especialmente el español Rafael Nadal y su cita de los últimos años en París.

"Tengo tiempo por delante para Roland Garros, y he jugado un torneo extra este año, y estoy contento porque me ha dado resultado", dijo Federer, "ahora no tengo que estar impaciente como hace dos meses cuando apenas había jugado partidos y no tenía suficientes. Con un título ya y encuentros sobre tierra, hay que pensar que hay tíos como Nadal que aún no han jugado en esta superficie, y yo tengo ya cinco encuentros, y eso es un buen comienzo para mi".

"Es un gran comienzo de la temporada de tierra", prosiguió el número uno del mundo, "no para considerarla todavía como definitiva, pero me hace feliz haber comenzado así. No había ganado un torneo en tierra batida desde hace mucho tiempo (Hamburgo el pasado año). Jugar por primera vez aquí y ganar es increíble".

"Las cosas parecen mejor ahora. Estoy feliz por haber reaccionado ante esta situación (cuatro meses sin título) que no era fácil porque había sido un difícil comienzo de año, ojalá que ahora todo continúe siendo más fácil", dijo, "pero estoy muy feliz y orgulloso por haber podido ganar este torneo".

Sobre la final de Estoril puntualizó que no había sido lo mejor que hubiera querido. "Esto no cambia nada, me siento muy bien por ganar el título a pesar de estas circunstancias. Me hubiera gustado que él hubiera acabado, porque esta es la primera vez, en 70 u 80 finales que he jugado, que alguien abandona contra mi. Nunca lo esperas, así que ha sido una desgracia para él", dijo. "Hacía frío y con el viento y el sudor, suele pasar".