Domingo, 20 de Abril de 2008

Otro fiasco en casa desata las primeras protestas de la afición hacia Aguirre

EFE ·20/04/2008 - 14:47h

EFE - El delantero uruguayo del Atlético de Madrid, Diego Forlán (2d), coge el balón tras el segundo gol que el delantero David Odonkor anotó para el Real Betis, durante el partido correspondiente a la 33º jornada de Liga que se disputó en el estadio Vicente Calderón.

La última derrota frente al Betis (1-3) en el estadio Vicente Calderón significó la enésima decepción en casa del Atlético de Madrid durante las últimas dos temporadas y desató las primeras protestas de la afición hacia el entrenador mexicano Javier Aguirre desde su llegada al club, en el verano de 2006.

Los apenas 15.000 seguidores que quedaban en las gradas al final del encuentro, la otra mitad del aforo ya se había ido a casa bastantes minutos antes, despidió al equipo con pañolada. Y, en un momento del duelo, cuando el marcador ya reflejaba un 1-3, el técnico rojiblanco escuchó por primera vez 'Aguirre, vete ya'.

"Soy un entrenador más de la Liga al que le pitan y le dicen vete ya. Es parte de nuestro trabajo. Soy respetuoso con la voz de la gente y con las peñas. Pedirles disculpas si cabe por el espectáculo que no dimos. Yo soy el responsable máximo de lo que sucede, no es Enrique Cerezo (presidente del club) ni los jugadores", valoró el entrenador minutos después de la derrota contra el Betis.

El 1-3 ante el conjunto verdiblanco repitió algunos fiascos de esta campaña en el estadio Vicente Calderón, como los inesperados empates frente a Mallorca (1-1) y Real Murcia (1-1) o la derrota imprevista contra el Athletic de Bilbao (1-2).

Esos tres tropiezos, que ya provocaron las protestas del público hacia directiva y jugadores, no se limitaron a la competición de Liga, porque la afición ya observó en su estadio la eliminación en la UEFA frente al Bolton inglés, al que su equipo fue incapaz de marcar un gol, o en Copa del Rey frente al Valencia (3-2).

Más decepciones vivió el público rojiblanco el pasado curso, el primero de Aguirre en el banquillo, como los empates ante los últimos clasificados, Real Sociedad (1-1) y Nástic (0-0), la vergonzosa derrota contra el Barcelona (0-6) o el 2-3 sufrido ante el Celta de Vigo en la penúltima jornada de esa temporada y que, finalmente, apartó a su equipo de las plazas de competición europea.

El 1-3 de este sábado ante el Betis, al mismo tiempo, rompió la renovada fortaleza en casa del Atlético, que, en los tres partidos anteriores, había sumado otras tantas victorias y había marcado trece goles en esos encuentros, en los que superó al Barcelona (4-2), el Levante (3-0) y el Almería (6-3).

El conjunto madrileño es el quinto mejor equipo como local de la actual temporada de Liga, fruto de sus diez triunfos, dos empates y cinco derrotas. En total, en casa ha logrado 32 puntos, su mejor cifra de las últimas tres campañas, pero superada en 2004-05 (38) y 2003-04 (35), tras diecisiete partidos ante su afición.