Sábado, 19 de Abril de 2008

Hamás hace explotar dos todoterrenos y un blindado en un puesto fronterizo israelí

EFE ·19/04/2008 - 11:07h

EFE - Soldados israelíes se preparan para entrar en una institución económica palestina de la ciudad cisjordana de Hebrón.

El movimiento islamista Hamás logró hoy introducir dos todoterrenos militares y un vehículo blindado cargados con explosivos en un puesto fronterizo de Gaza y herir a 16 soldados israelíes, en el ataque más grave registrado en la zona desde que Israel abandonó la franja en el año 2005.

Tres milicianos resultaron muertos en el ataque suicida, que tuvo lugar esta mañana sobre las 06.00, hora local (04.00 GMT), en el puesto fronterizo de Kerem Shalom, por el que entran los suministros humanitarios a la franja.

El ataque ha sido "el mayor y en el que ha utilizado una mayor cantidad de explosivos desde que abandonamos Gaza" dijo a Efe la comandante Avital Leibowitz, portavoz militar en Gaza, que explicó que los vehículos lograron acercarse tanto porque los todoterrenos eran muy similares a los que utiliza el Ejército israelí.

Según Leibowitz los vehículos, cargados con cientos de kilos de explosivos, pertenecían originariamente al movimiento nacionalista Al Fatah, quien los recibió como donación de la cooperación internacional para que sus fuerzas de seguridad mantuvieran el orden en la franja.

Estos coches, junto con otras armas de Al Fatah, cayeron en manos de Hamás cuando el movimiento islamista expulsó a las fuerzas leales al presidente palestino, Mahmud Abás, y tomó el poder en la franja, en junio del 2007.

Al amparo de una densa niebla, los tres vehículos lograron entrar en el lado israelí del puesto fronterizo y acercarse a los soldados.

"Los milicianos que habían en el vehículo blindado salieron y empezaron a disparar contra los soldados, mientras que los dos jeeps se acercaron a los soldados y explotaron", detalló Leibowitz, que confirmó que un total de dieciséis soldados israelíes resultaron heridos en el ataque, trece de ellos leves, dos moderados y uno grave.

Según la portavoz los daños no fueron mayores porque muchos de los soldados israelíes se encontraban protegidos dentro de vehículos blindados.

El ataque suicida se combinó con un bombardeo de quince proyectiles de mortero que cayeron cerca del puesto fronterizo.

Israel considera a Hamás un grupo cada vez más organizado, "casi un Ejército, que está incrementando y mejorando su actividad", según fuentes israelíes, y que tiene hoy una capacidad de ataque superior a la que tenía en el año 2000.

En esa fecha, por ejemplo, los cohetes Kasam que los milicianos lanzan desde la franja tenían un alcance de tan sólo ocho kilómetros, mientras que hoy alcanzan ya más de veinte.

"Hamás está operando de forma muy similar a cómo lo hace Hizbulá en el norte (desde el Líbano)", explicó la portavoz militar.

Horas después del ataque, las Brigadas Azedín Al Kasem, brazo armado de Hamás, reclamaron la autoría del mismo en un comunicado en el que aseguraban que sus hombres mantuvieron un intercambio de disparos con los soldados que se prolongó durante dos horas.

El Ejército sospecha que el ataque de hoy podría haber estado dirigido a secuestrar a varios de los soldados que vigilan el paso fronterizo.

La ofensiva de Hamás tiene lugar en una fecha muy señalada para los judíos, el Pesaj, una de las mayores festividades del Israel, que se celebra hoy y en la que se recuerda la salida del pueblo judío de la esclavitud en el Egipto faraónico.

Pero el incidente de Kerem Shalom no fue el único del día y, media hora más tarde, cerca de la localidad israelí fronteriza de Nirim, un tanque israelí disparó contra un coche palestino que se acercaba a la valla divisoria y, según el Ejército, hizo impacto en el blanco.

"Éste es el quinto intento de infiltración en un puesto fronterizo humanitario en los últimos diez días", resaltó la mayor Leibowitz, para quien estos ataques ponen de manifiesto el desprecio de Hamás por la población civil de Gaza.

"A Hamás no le importa la población civil palestina, lo vemos cuando disparan desde barrios palestinos, cuando lanzan cohetes Kasam desde los patios de casas de civiles y también lo vemos cuando eligen los puestos fronterizos y no les importa que los productos humanitarios dejen de entrar en su territorio", manifestó.

También esta mañana un miliciano de las Brigadas Azedin Al Kassem, Ihab Abu Amro, de 21 años, resultó muerto y otros dos heridos en un bombardeo de la aviación israelí sobre el este de la ciudad de Gaza.