Sábado, 19 de Abril de 2008

Detenido un capo por matar a un ‘traidor’ hace ocho años

La víctima fue descuartizada y enterrada en el paraje de Los Torraos (Murcia)

CHEMA GIL ·19/04/2008 - 19:08h

La Guardia Civil de Murcia ha detenido al presunto descuartizador del ‘Crimen de Los Torraos', después de una difícil investigación, bautizada como ‘Operación Identity', en la que los guardias civiles han combinado desde habilidades policiales de infiltración en el mundo de la prostitución hasta técnicas de la criminalística más avanzada. El acusado, P.S.G, de 32 años, es vecino de la pedanía de El Palmar (Murcia), y habría cometido el crimen ocho años antes.

El pasado mes de diciembre, unos agricultores hallaron bajo tierra unas bolsas de plástico en las que había diferentes partes de un cuerpo humano. Se encontraban en el paraje de Los Torraos, en el municipio murciano de Ceutí.

A partir de ese momento, se inició el trabajo en los laboratorios de criminalística. Una de las tareas más complicadas fue la rehidratación y composición de las falanges dactilares con el fin de poder identificar a la víctima. El examen del médico forense ya había establecido que los restos eran los de un varón, de raza blanca y de una edad aproximada a los 45 años. Igualmente, el forense puso de manifiesto que los restos cadavéricos estaban enterrados en Los Torraos desde hacía unos cinco años.

Jefe de una red criminal

La Guardia Civil reconstruyó los vínculos que la víctima había mantenido en vida con una organización de delincuentes fuertemente jerarquizada dedicada al tráfico de seres humanos, armas y drogas, y a la prostitución. El ahora detenido establecía un férreo control sobre la red.

Entre otras fechorías, esta organización ‘captaba' a mujeres, las controlaba durante un tiempo, manteniéndolas ocultas, y luego las introducía en diferentes prostíbulos. P.SG. exigía de sus secuaces la mayor lealtad y cuando perdía la confianza en alguno de ellos, según la Guardia Civil, los ejecutaba de una ‘forma cruel'. Para ello, se hacía escoltar por delincuentes procedentes de grupos mafiosos de la Europa del Este, que además se encargaban de someter a las mujeres con el terror, las amenazas y la violencia.

Para establecer la operatividad de este grupo organizado, agentes de la Guardia Civil tuvieron que trabajar de forma encubierta infiltrándose en el mundo de la prostitución y siguiendo de cerca el trabajo de este grupo extremadamente violento.

Finalmente, pudieron establecer la autoría del asesinato y descuartizamiento del cadáver descubierto en el paraje de Los Torraos de Ceutí y averiguaron que el crimen fue cometido en verano de 2000.

Traslado de los restos

Las investigaciones, dirigidas por el juzgado Seis de Murcia, señalan que P.S.G. acabó con la vida de la víctima -un miembro de la banda que le traicionó- disparándole a bocajarro; lo descuartizó y lo enterró en la pedanía de El Palmar. Tres años después trasladó los restos hasta ‘Los Torraos', donde fueron descubiertos cinco años más tarde.

El asesinato dejó de ser un ‘crimen perfecto'. Su presunto autor, el acusado, fue destenido hace dos días. Estaba en la Prisión de Murcia, donde cumple condena por numerosos delitos.