Martes, 16 de Octubre de 2007

La Diputación de Alicante reconstruirá las zonas afectadas en 3 fases: casas, vías y servicios

EFE ·16/10/2007 - 15:18h

EFE - Miembros del Regimiento de Ingenieros del Ejército han comenzado hoy a instalar un puente articulado provisional en Beniarbeig (Alicante) después de que el desbordamiento del río Girona desplomara parte del existente en este pueblo de la comarca de la Marina Alta. EFE

El presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, ha indicado hoy que la reconstrucción de los municipios afectados por las riadas se abordará en tres fases: la habitabilidad de las viviendas, el acondicionamiento de la red de carreteras y la rehabilitación de los servicios municipales.

Según Ripoll, la prioridad de la corporación provincial es "atajar los problemas que afectan a las personas en lo que se refiere a las viviendas y a su habitabilidad".

Posteriormente, los esfuerzos se centrarán en la reconstrucción de la red de carreteras, cuya primera evaluación de los daños estarían "en torno a los dos millones de euros en las vías principales y a los cuatro en los caminos rurales", ha precisado.

En este capítulo de reformas también entraría la rehabilitación del puente de Beniarbeig, que se desplomó tras el desbordamiento del río Girona, aunque todavía no está presupuestado.

La tercera fase hace referencia al acondicionamiento de los servicios municipales, como las casas de cultura, los polideportivos o los centros polivalentes que, según ha señalado Ripoll, "son muy importantes en los pueblos pequeños, por lo que deberán recuperar su funcionamiento lo antes posible".

El presidente de la Diputación ha dicho que esta tarde se reunirá con la Generalitat valenciana para coordinar los trabajos de reforma y "comprobar el compromiso del Consell en la segunda y en la tercera fase, ya que en lo que se refiere a la reconstrucción de las viviendas ha ofrecido todo su apoyo".

En cuanto a las posibles causas que hayan podido provocar el desbordamiento del río Girona, Ripoll ha señalado que uno de los motivos ha sido la "limpieza de los cauces", al tiempo que ha afirmado que es "muy fácil echarle siempre la culpa de todo al urbanismo".