Sábado, 19 de Abril de 2008

Australia divisa la república en el horizonte

Una conferencia con 1.000 científicos, sindicalistas y empresarios se plantea el futuro del país

REUTERS ·19/04/2008 - 13:30h

La actriz australiana ha asistido junto a su hijo recién nacido a la conferencia sobre el futuro de su país. EFE

La inscripción de los derechos de los aborígenes en la Constitución australiana y otros cambios institucionales que apunten hacia la instauración de una república son algunos de los temas que analizan el sábado en una "tormenta de ideas", destacadas personalidades australianas.

"Estamos abriendo la ventana para dejar que la democracia reciba un poco de aire fresco", dijo el primer ministro, Kevin Rudd, ante los 1.000 científicos, sindicalistas, empresarios y destacadas personalidades de la vida local, entre las que se encontraban los actores de Hollywood Cate Blanchett y Hugh Jackman.

Indígenas con "didgeridús", un instrumento tradicional compuesto por un largo tronco hueco, abrieron la sesión en la que Rudd pidió que se generen al menos 10 ideas para mejorar el futuro de Australia para 2020.

La reunión ha recibido críticas, que la califican como un reunión social poco manejable.

El primer día de la conferencia concluyó con las siguientes ideas sobre la mesa: la abolición de los seis estados para dinamizar el funcionamiento gubernamental, la búsqueda de un acuerdo entre los indígenas y el resto de los australianos, y el establecimiento de un sistema de impuestos más justo.

Propuesta de república rechazada en 1999 

Algunos delegados encendieron también el debate sobre si Australia debería convertirse en un república cortando sus lazos históricos con la corona británica. Un propuesta similar fue rechazada en 1999.

Otros asuntos discutidos fueron el mantenimiento del crecimiento de la economía en una tasa del 3,9 por ciento anual.

"Necesitamos anticiparnos a los cambios que se vienen, de lo contrario nos veremos encharcados por éstos", dijo Rudd, refiriéndose al crecimiento económico de China e India.

Rudd, cuya formación de centroizquierda terminó con cerca de 12 años consecutivos de gobiernos conservadores en noviembre, dijo que todas las ideas propuestas deben ser abordables y que el Ejecutivo dará su respuesta sobre su viabilidad a finales de este año.

La actriz ganadora de un oscar Cate Blanchett llevó a la conferencia a su tercer hijo, Ignatius, nacido hace sólo seis días.

"Esto es una prueba de cuánto me importa, ya que, como podéis imaginar, preferiría estar durmiendo", dijo.