Sábado, 19 de Abril de 2008

China reabrirá "pronto" Tíbet a los turistas extranjeros

La prensa oficial no da una fecha exacta, aunque algunos medios señalan que podría ser el 1 de mayo

Reuters ·19/04/2008 - 11:47h

China reabrirá "pronto" la región montañosa de Tíbet a los turistas extranjeros, según un periódico oficial, después de que el acceso fuera cerrado el mes pasado como consecuencia de las protestas en favor de la independencia.

"La oficina de turismo de Tíbet está haciendo su mayor esfuerzo para prepararse para la reapertura de todas las zonas turísticas", dijo el periódico oficial China Daily, citando al gobierno estatal, aunque no entregó una fecha exacta.

Medios chinos han informado que la región pronto será reabierta a los turistas extranjeros desde el 1 de mayo, aunque ningún dirigente lo ha confirmado y un grupo de los derechos humanos con sede en Estados Unidos sostiene que Pekín no piensa hacerlo hasta después de los Juegos Olímpicos de agosto.

Fuente de ingresos para una región pobre 

El turismo es una fuente vital de dinero para la empobrecida región, que el año pasado fue visitada por 4 millones de turistas que buscaban visitar templos históricos, conocer la cultura tibetana y disfrutar de un entorno natural impresionante.

Todos los extranjeros que quieran visitar Tíbet necesitan permisos especiales.

La agencia de noticias Xinhua agregó que los templos de Lhasa afectados por los disturbios también reanudarían pronto sus actividades religiosas.

Xinhua citó al dirigente tibetano Tubdain Cewang diciendo que "los templos de Lhasa se estaban recuperando de los disturbios, las actividades religiosas regresarán al orden, y serían reabiertos a los turistas en el futuro cercano".

El monasterio Drepung "pronto realizará actividades que incluyen servicios budistas y debates sobre doctrina budista cinco veces al mes, al igual que antes que los disturbios del 14 de marzo afectaran la ciudad", citó la agencia al director administrativo del templo, Ngawang Dongjue.

Esta información tampoco dio una fecha. China acusa al Dalai Lama, el líder espiritual exiliado de Tíbet, de orquestar los disturbios como parte de una lucha por la independencia y con la intención de arruinar los Juegos Olímpicos de Pekín.

El Dalai Lama rechaza las acusaciones y dice que no busca la independencia de Tíbet, sino mayor autonomía.

Noticias Relacionadas