Sábado, 19 de Abril de 2008

Brown se enfrenta a una rebelión en sus filas por los impuestos

EFE ·19/04/2008 - 11:28h

EFE - El primer ministro británico, Gordon Brown.

El primer ministro británico, Gordon Brown, regresa de su viaje a Estados Unidos en medio de crecientes protestas dentro de su partido por la decisión de su Gobierno de eliminar la tasa impositiva mínima del 10 por ciento.

Según la BBC, Brown está "furioso" por el hecho de que la polémica interna laborista por la eliminación de esa tasa, medida que la izquierda considera antisocial e insolidaria, haya ensombrecido su visita a Estados Unidos, donde se entrevistó con el actual presidente y los tres candidatos a la Casa Blanca.

Varios altos cargos del Gobierno han pedido a Brown que no elimine esa tasa mínima porque como su aplicación perjudicará a 5,3 millones de trabajadores de bajos ingresos.

El pasado jueves, Brown tuvo que llamar desde Washington a uno de esos altos cargos que amenazaba con dimitir en protesta por esa medida, pero otros cinco también han criticado que un Gobierno laborista "haga más pobres a los pobres" al tiempo que recorte el impuesto sobre la herencia de los ricos.

El Parlamento tendrá ocasión de dar su opinión dentro de dos semanas cuando está previsto que se vote una reforma de un diputado de la izquierda laborista que reclama una compensación para los afectados.

Más de setenta diputados laboristas amenazan con votar con los partidos de la oposición contra la eliminación de la tasa del 10 por ciento.