Martes, 16 de Octubre de 2007

Detenidas seis personas por estafar medio millón de euros en Madrid

EFE ·16/10/2007 - 14:08h

EFE - Imagen de archivo de un coche de la Policía Nacional. EFE

La Policía ha esclarecido 75 delitos de estafa y otros tantos de falsedad documental, en una operación en la que han sido detenidas seis personas, de nacionalidades española, colombiana y rumana, y se estima que el montante de lo estafado podría superar los 500.000 euros.

Según informó hoy la Jefatura Superior de Policía de Madrid, la operación, llevada a cabo por el Grupo IX de la Brigada Provincial de Policía Judicial, comenzó en 2006 cuando los investigadores reunieron denuncias formuladas por delito de estafa y falsedad documental de características similares.

Los perjudicados, empresas de pequeña o mediana entidad, informaban de la sustracción de una cantidad de dinero, que normalmente rondaba los 5000 euros, por medio de transferencias fraudulentas a través de entidades bancarias.

Según la investigación, el "modus operandi" utilizado consistiría en la apertura de cuentas bancarias con documentación falsa, por parte de los denominados "cobradores".

En ellas recibían las cantidades de dinero procedentes de órdenes de transferencia realizadas de forma fraudulenta.

Además se ha determinado que, en la mayoría de las ocasiones, la información necesaria para la confección de las cartas para dar la orden de transferencia se obtenía por medio de la sustracción de correspondencia.

En el marco de la operación, se logró identificar a los "cobradores", así como a los encargados de la realización de las falsas órdenes de transferencia.

En los dos registros domiciliarios, realizados uno en la localidad de Fuenlabrada y otro en Madrid capital, se han intervenido 28.000 euros en efectivo, dos ordenadores portátiles, siete teléfonos móviles, datos bancarios, una carta orden de transferencia fraudulenta y varios carnés de conducir falsificados.

La sede social de todas las empresas estafadas se encontraba en la Comunidad de Madrid, si bien las cuentas bancarias eran abiertas en sucursales de esta capital, así como en la zona de Levante, Albacete y Segovia.

Los agentes del grupo IX sospechan de la existencia de otras estafas similares en las que hayan podido participar los detenidos; por tanto, la operación continúa abierta.