Viernes, 18 de Abril de 2008

Las obras de conducción del agua para Barcelona durarán 6 meses y costarán 180 millones

EFE ·18/04/2008 - 17:11h

EFE - María Teresa Fernández de la Vega, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros hoy en La Moncloa.

Las obras para conducir el agua desde Tarragona hasta Abrera (Barcelona) durarán seis meses y requerirán una inversión de 180 millones de euros, que se cargarán a los presupuestos generales del Estado.

El Consejo de Ministros ha aprobado el decreto-ley de medidas "excepcionales y urgentes" para garantizar el abastecimiento de agua en Barcelona.

El Gobierno ha señalado que con este decreto se adoptan "con antelación suficiente" las medidas necesarias para evitar restricciones al abastecimiento.

Según los datos facilitados por el Ejecutivo al término del Consejo de Ministros, el área metropolitana de Barcelona padece en la actualidad el período de sequía más grave desde que se tienen registros.

La nota del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino constata que, a pesar de que la Generalitat tiene previsto incrementar en los próximos meses la disponibilidad de agua con actuaciones complementarias, es necesario poner en marcha medidas coyunturales de refuerzo.

Según el Ministerio el déficit hídrico de Barcelona podrá ser cubierto cuando entre en funcionamiento la planta desalinizadora de El Prat, prevista para junio de 2009 y que aportará 5 hectómetros cúbicos de agua al mes.

Los caudales autorizados en el real decreto no se podrán utilizar para otros fines o ámbitos territoriales distintos a los municipios afectados por la sequía en la provincia de Barcelona, y tampoco podrán alterar el régimen de explotación y aprovechamiento de los volúmenes de agua utilizados por el Consorcio de Aguas de Tarragona.

El decreto establece que la Comunidad Autónoma de Cataluña podrá, directamente o a través de la entidad pública o privada que determine, adquirir derechos de uso de agua de usuarios de la Demarcación Hidrográfica del Ebro.