Viernes, 18 de Abril de 2008

Bermejo se reúne con Alonso y Sáez de Santamaría para desbloquear la renovación del CGPJ

EFE ·18/04/2008 - 09:19h

EFE - El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo (i), los portavoces parlamentarios del PSOE, José Antonio Alonso (2i), y del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, y el secretario ejecutivo de Justicia del PP, Ignacio Astarloa, hoy durante las negociaciones para tratar de desbloquear la renovación del CGPJ y el Tribunal Constitucional y fijar las presidencias de las comisiones del Congreso de los Diputados.

El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, se ha incorporado hoy a mediodía a las negociaciones que los portavoces parlamentarios del PSOE, José Antonio Alonso, y del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, han abierto para tratar de desbloquear la renovación del CGPJ y el Tribunal Constitucional.

Tras algunos avances que ambos portavoces alcanzaron ayer tras seis horas de reuniones, la intervención directa del ministro en las conversaciones busca precisar posibles pactos, no sólo referidos a la Justicia sino también a la organización interna del Congreso en la nueva legislatura a través de las comisiones parlamentarias.

Antes de entrar en la reunión, que se prevé larga, el ministro no ha querido hacer declaraciones a los periodistas.

Únicamente, al ser preguntado si tenía "buena impresión" respecto a la posibilidad de un acuerdo, ha contestado mientras entraba en el despacho de José Antonio Alonso: "Todavía no tengo impresión".

Por parte del grupo socialista hoy sólo participa en el encuentro su portavoz, en tanto que por el grupo popular, el secretario ejecutivo de Justicia del PP, Ignacio Astarloa, acompaña a Soraya Sáenz de Santamaría.

En unas breves declaraciones, la portavoz ha dicho que acudía a la cita para seguir trabajando; "Se puede hablar de muchas cosas y yo espero que con buen clima y avanzando", ha explicado.

Además de la renovación del CGPJ, pendiente desde noviembre de 2006, y del Tribunal Constitucional, el PP ha llevado a la mesa negociadora la necesidad de cerrar un acuerdo global para la modernización de la Justicia.

En cuanto al funcionamiento de la Cámara Baja, se trata de determinar qué comisiones se van a crear en esta legislatura para adecuarlas a la nueva estructura ministerial del Gobierno y también decidir cuántas presidencias de estos órganos recaerán en el PP.

El grupo popular, que en la pasada legislatura tuvo cuatro presidencias, pide una más por haber obtenido más escaños en las elecciones, pero el PSOE le ha ofrecido tres.