Martes, 16 de Octubre de 2007

Brown lidera la campaña contra la Junta birmana

Lourdes Gómez ·16/10/2007 - 11:12h

En Tailandia siguen las protestas contra la Junta

La oposición birmana en Reino Unido cuenta con un fuerte aliado: Gordon Brown. El primer ministro encabeza la iniciativa para reforzar las sanciones contra la Junta Militar de Birmania, que se debatieron ayer en la reunión de ministros de Exteriores de la UE.

"No podemos olvidar las imágenes de monjes y ciudadanos comunes manifestándose en Birmania. Tampoco olvidaremos las muertes y los abusos de derechos humanos que todavía están sucediendo", prometió el líder laborista.

Brown exige el fin de la violencia y la liberación de los presos políticos como primer paso de un proceso de reconciliación que conduzca a la restauración de la democracia en el país asiático.

"Si comienza este proceso de cambio, la comunidad internacional está preparada a contribuir a la recuperación económica de Birmania", adelantó en un comunicado.

Londres ha abierto conversaciones para involucrar a China, India y otros países asiáticos, además del G-8, la ONU y el Banco Mundial. "Será condicional al progreso en reconciliación y democracia", aseguró Brown.


"Sin presión económica y política los generales nunca cederán. Las actitudes van cambiando y por primera vez tenemos un premier británico genuinamente enfocado en Birmania. Tony Blair expresaba preocupación, pero su sucesor se mueve con una agenda activa", señaló ayer Mark Farmaner, director en Londres de la Campaña por Birmania. D