Jueves, 17 de Abril de 2008

El ministro de Exteriores palestino afirma que las acciones de Israel "pretenden debilitar a Abás"

EFE ·17/04/2008 - 21:18h

EFE - El ministro palestino de Asuntos Exteriores, Riad Al Malki, en la rueda de prensa para corresponsales extranjeros celebrada en Jerusalén.

El ministro palestino de Asuntos Exteriores, Riad Al Malki, dijo hoy que "todas las acciones de Israel pretenden debilitar" al presidente palestino, Mahmud Abás, pese a que "los líderes israelíes dicen que quieren reforzarlo".

"El cerco a Gaza expone la debilidad de Abás, afecta a la población y en vez de debilitar a (el movimiento islámico) Hamás, le refuerza", indicó el ministro en una rueda de prensa para corresponsales extranjeros celebrada en un hotel de Jerusalén.

Al Malki, quien también ostenta la cartera de Información, reconoció que los cinco primeros meses de negociación política entre israelíes y palestinos transcurridos desde la conferencia de Annapolis (EEUU) "no han servido para nada".

"Si estos cinco meses son un indicador de cómo va a ser el proceso, no deberíamos esperar a final de año (el plazo que se dieron las partes en Annapolis para cerrar un acuerdo de paz) sino concluir aquí", lamentó.

En esos cinco meses, agregó, el Ejecutivo israelí del primer ministro Ehud Olmert no sólo ha tomado medidas contrarias a sus obligaciones en el marco de la Hoja de Ruta -el documento que guía las conversaciones-, sino que ha incrementado sus incursiones en Gaza y las detenciones de palestinos con respecto al mismo periodo del año anterior.

"Estamos totalmente decepcionados", dijo el jefe de la diplomacia palestina, quien pidió a Israel que desmantele los asentamientos incontrolados y permita la reapertura de las instituciones de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en Jerusalén Este.

Para Al Malki, los próximos meses serán "determinantes" para comprobar la seriedad del proceso y la voluntad de Israel de alcanzar la paz, aunque advirtió de que hay que estar preparados "para lo peor".

Por ello, dijo, en su visita a la Casa Blanca de la próxima semana, Abás describirá al presidente estadounidense, George W. Bush, el "sombrío panorama" y le pedirá una "clara y sólida intervención estadounidense" en el proceso de diálogo.