Jueves, 17 de Abril de 2008

El pillaje obliga a la ONU a reducir las raciones de alimentos a 3 millones de personas

EFE ·17/04/2008 - 15:41h

EFE - Imagen de archivo de los almacenes del Programa Mundial de Alimentos (WFP) en Abeche, Chad.

Los robos que sufren continuamente los camiones contratados por el Programa Mundial de Alimentos de la ONU en Darfur han obligado a reducir las raciones de comida que se entregan a millones de personas, anunció hoy el PAM.

El recorte en las raciones se hará efectivo a partir del próximo mayo, según un comunicado del PAM, en el que lamenta que debido a la situación de inseguridad y pillaje los refugiados y desplazados beneficiarios de ayuda recibirán un 40 por ciento menos de kilocalorías diarias.

Así, las raciones tendrán sólo 1.242 kilocalorías por día, frente a la tasa recomendada de 2.156 k/día.

A partir de mayo, todas las raciones se recortarán a la mitad: 225 gramos de cereales por persona y día, 30 gramos de legumbres y 15 gramos de azúcar.

Desde principios de año, 60 camiones contratados por el PAM han sido secuestrados en Darfur, de los cuáles 39 todavía están en paradero desconocido, así como 26 conductores. Un camionero fue asesinado el mes pasado en Darfur.

En condiciones normales, los camiones del PAM deberían estar distribuyendo en esta época del año 1.800 toneladas de comida diariamente a los almacenes en Darfur para abastecerlos antes de la temporada de lluvias, pero las entregas han bajado drásticamente hasta sólo la mitad.

En marzo pasado, más de 2,4 millones de personas recibieron asistencia alimentaria del PAM en Darfur, pero la cifra de beneficiarios se espera que aumente hasta los 3 millones durante la época de lluvias que empieza el mes próximo.

"Los ataques contra el canal de distribución del PAM son ataques contra los más vulnerables en Darfur. Con unos tres millones de personas dependientes de nosotros para su supervivencia durante la temporada de lluvias, mantener ese canal abierto es cuestión de vida o muerte", señaló Josette Sheeran, director ejecutivo del PAM.

Por su parte, el representante del PAM en Sudán, Kenro Oshidari, dijo que el Gobierno sudanés proporciona escolta policial para los convoyes en las principales carreteras, "pero la frecuencia no es suficiente para mantener abierto el canal de alimentos".