Jueves, 17 de Abril de 2008

La llama olímpica enciende las protestas en la India

La visita de la llama al país con más exiliados tibetanos provoca los ya habituales altercados y docenas de detenidos

REUTERS ·17/04/2008 - 11:52h

 

Miles de integrantes de la mayor comunidad tibetana del mundo protestaron el jueves contra la llegada de la antorcha olímpica a India, celebrando manifestaciones y relevos alternativos con lámparas budistas de oración.

Unos 15.000 policías vigilarán la ruta, acortada ya por los temores a manifestaciones a un tercio de los nueve kilómetros originales, restringiéndola a un trecho con barreras y alambradas. El recorrido es el empleado en Nueva Delhi para el desfile del Día de la República.

La llama, que está de camino a China para los Juegos Olímpicos de agosto, llegó desde Pakistán en avión a primera hora del jueves, y recorrió un tramo vigilado por cientos de policías hasta llegar a un lujoso hotel, donde pasó el resto de la noche.

La policía detuvo a dos docenas de tibetanos que protestaban a lo largo de la ruta y enfrente del hotel. Muchos fueron arrastrados a los furgones policiales mientras gritaban lemas antichinos.

"La antorcha de China es la llama de la vergüenza"

Posteriormente, miles de tibetanos recorrieron las calles de la capital en un relevo alternativo en protesta contra las políticas chinas, en particular por cómo sofocó la revuelta del mes pasado en su territorio, y pidiendo la independencia de Tíbet. La mayoría llevaba lámparas doradas de oración.

"La antorcha de China es la llama de la vergüenza", decía una de las pancartas.

Protestas regionales 

En Ladakh, una región de mayoría budista en los himalayas indios, miles de personas, incluyendo monjes en sus tradicionales túnicas rojas, se manifestaron en solidaridad con los tibetanos.

En Bangalore, un importante centro de tecnología de información del país, unas 300 personas gritaron "Libertad para Tíbet" y "Salvad Tíbet" y llevaron una antorcha sin encender por la ciudad.

En Mumbai, el centro financiero de India, manifestantes tibetanos gritaron lemas y enarbolaron banderas tibetanas junto a las oficinas del consulado chino. El jueves por la mañana la policía había detenido al menos a una docena de ellos.

Recorrido lleno de incidentes 

El recorrido de la antorcha ha estado lleno de incidentes en Europa y América, por lo que las autoridades indias no dieron la información exacta sobre el recorrido de la ruta.

India lleva semanas siendo escenario de protestas, e incluso unos manifestantes lograron subir los muros de la embajada china.

El Dalai Lama, refugiado en la India, instó a los tibetanos a desistir de su intención de interrumpir el evento y ha reiterado su apoyo a los Juegos, pero las protestas han continuado.

India debió asegurarle a China que habría una seguridad adecuada para la antorcha, después que el ministro de Asuntos Exteriores del país organizador de los Juegos hablara este mes con su homólogo indio.

A pesar de años de desconfianza y una breve guerra fronteriza en 1962, una India en plena expansión está intentando reforzar sus lazos con China, que se ha convertido en uno de sus principales socios comerciales.

Noticias Relacionadas