Martes, 16 de Octubre de 2007

La Junta Militar birmana arremete contra la ONU por condenar la represión

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas "deploró con firmeza" la violencia empleada contra los monjes budistas

EFE ·16/10/2007 - 09:58h

EFE - Activistas birmanos muestran un cartel con la foto de la líder de la oposición y Premio Nobel de la Paz 1991, Aung San Suu Kyi, durante un acto de protesta contra la Juta Militar birmana ante la embajada de Birmania en Bangkok. EFE

La Junta Militar de Birmania condenó hoy la última declaración presidencial adoptada por el Consejo de Seguridad de la ONU, que "deploró con firmeza" la represión de las manifestaciones pacíficas de los monjes budistas.

Un editorial publicado en la portada del diario oficial "The New Light of Myanmar", que el régimen emplea habitualmente para difundir sus mensajes, aseguró que la declaración "no supone motivo alguno de preocupación".

El artículo indicó que la ONU no puede justificar tomas medidas contra el país porque a su juicio "la situación en Myanmar (Birmania) no constituye ninguna amenaza a la paz y seguridad regional e internacional".

La culpa la tiene la prensa 

"Seguiremos adelante. No hay motivo para cambiar de rumbo", agregó el mensaje de la Junta Militar, que nuevamente acusó a los medios de comunicación extranjeros y a la disidencia en el exilio de fabricar noticias y sembrar el pánico entre la población. El pasado sábado, China y Rusia se opusieron a una resolución de condena del Consejo de Seguridad, y éste optó finalmente por limitarse a deplorar "con firmeza" en la violencia de la represión de las protestas ejercida por los soldados birmanos.

La declaración presidencial pidió también la liberación de todos los presos políticos y detenidos y el inicio de un diálogo entre la Junta Militar y la oposición democrática liderada por la Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, bajo arresto domiciliario desde 2003.

El régimen ha admitido que diez personas murieron durante la represión de las marchas y que unos 2.700 manifestantes fueron detenidos, aunque fuentes de la disidencia calculan que el número de muertos llega a 200 y que la cifra de detenidos supera ampliamente los 6.000.

Noticias Relacionadas