Martes, 16 de Octubre de 2007

Un sargento del Ejército herido en un hombro tras recibir un tiro en San Sebastián

EFE ·16/10/2007 - 09:28h

EFE - Miembros de la Ertzaintza hacen guardia en el camino de Uba, una carretera rural cercana al acuartelamiento de Loiola en San Sebastián, donde un sargento del Ejército fue abordado por dos individuos que efectuaron dos disparos. EFE

Un sargento del Ejército, M.R.V. de 28 años, resultó herido sobre las 22.00 horas de esta noche en San Sebastián al recibir un tiro en el hombro tras ser abordado en el camino de Uba, cerca del acuartelamiento de Loiola.

El militar presentaba tras la agresión una herida de bala con entrada por el hombro izquierdo y salida por el omoplato aunque su estado no reviste gravedad, según informaron a Efe fuentes del Servicio Vasco de Salud, Osakidetza.

El sargento ha asegurado en sus primeras declaraciones en el hospital que recibió un tiro efectuado por una persona que le abordó de frente, informó el departamento vasco de Interior.

La Ertzaintza ha abierto una investigación para tratar de determinar cómo se produjo este disparo y si se trata o no de un atentado terrorista.

La versión dada por el herido en su primera declaración contrasta con la facilitada por fuentes de la lucha antiterrorista, que apuntaron en un principio que fueron dos individuos quienes siguieron al suboficial cuando se encontraba en el camino de Uba, cerca del acuartelamiento de Loiola, y que efectuaron dos disparos contra la víctima, quien repelió a tiros la agresión.

La versión del sargento es compatible con el parte médico facilitado por el Hospital Donostia, en el que se indicaba que el paciente, M.R.V., de 28 años, presentaba una herida de bala con entrada por la parte delantera del hombro izquierdo y salida por la zona del omoplato.

La Ertzaintza considera que, tras las primeras investigaciones realizadas "no hay indicios suficientes para considerar que se trata de un atentado" terrorista.

El departamento vasco de Interior puso de relieve que "hay una serie de circunstancias que no son claras" y que no corresponderían con el modo habitual que tiene ETA de perpetrar sus acciones, aunque "no se descarta totalmente" que se trate de un atentado.

La Policía vasca no ha precisado aún el calibre del proyectil que hirió al sargento, aunque hizo hincapié en que aún en el caso de que se tratara del calibre 9 milímetros parabellum, ésta es una munición "bastante común" que no sólo utiliza la banda terrorista.

La Ertzaina tampoco ha confirmado que el suboficial repeliera a tiros la agresión.

El departamento vasco de Interior agregó que, pese a recibir el impacto de bala, el suboficial pudo caminar un trecho por el camino rural donde ocurrieron los hechos hasta que un compañero de la residencia donde vive le asistió y lo trasladó al Hospital Donostia de la capital guipuzcoana.

Según el primer parte médico facilitado por Osakidetza, el militar ingresó en el departamento de Urgencias del Hospital Donostia sobre las 22.45 horas con una herida por arma de fuego de pronóstico reservado que no hace temer por su vida.