Jueves, 17 de Abril de 2008

El caos llega al cielo

Muere Edward Lorenz, padre de la teoría del caos, a los 90 años

REUTERS ·17/04/2008 - 08:27h

MIT - Edward Lorenz.

Edward Lorenz, padre de la teoría del caos y quien mostró cómo pequeñas acciones pueden provocar grandes cambios en lo que podría ser conocido como el efecto mariposa, falleció el miércoles a los 90 años debido a un cáncer, dijo el Instituto de Tecnología de Massachusetts.

Lorenz, un meteorólogo, descubrió en la década de 1960 que las pequeñas diferencias en un sistema dinámico como la atmósfera podrían desencadenar enormes cambios.

En 1972 presentó un estudio titulado "Predictibidad: ¿El batir de las alas de una mariposa en Brasil provoca un tornado en Texas?".

Nacido en 1917 en West Hartford, Connecticut, Lorenz obtuvo títulos en matemáticas de la Escuela de Dartmouth en 1938, de la Universidad de Harvard en 1940, y títulos en meteorología del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) en 1943 y 1948.

Cosas con números 

Mientras trabajaba como hombre del tiempo para la División Aérea del Ejército de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, decidió estudiar meteorología.

"Cuando era niño siempre estuve interesado en hacer cosas con números y también estaba fascinado con los cambios en el clima", escribió Lorenz en una autobiografía.

"Cuando era niño siempre estuve interesado en hacer cosas con número"

"Al mostrar que ciertos sistemas deterministas tienen límites de predictibilidad formales, Lorenz puso el último clavo en el ataúd del universo cartesiano y fomentó lo que algunos han llamado la tercera revolución científica del siglo XX, pisándole los talones a la relatividad y la física cuántica", dijo Kerry Emanuel, profesor de ciencia atmosférica en MIT.

"También era un perfecto caballero y a través de su inteligencia, integridad y humildad fijó un muy alto estándar para las generaciones siguientes", añadió Emanuel en un comunicado.

Premio Kioto 

En 1991, Lorenz ganó el Premio Kioto de ciencias básicas en el campo de tierra y ciencias planetarias.

El comité del premio dijo que Lorenz "hizo su más atrevido logro científico al descubrir el caos determinista, un principio que ha influenciado profundamente un amplio rango de ciencias básicas y provocó uno de los más dramáticos cambios en la visión que la humanidad tenía de la naturaleza desde Sir Isaac Newton".

Lorenz, quien disfrutaba del excursionismo y el esquí de fondo, se mantuvo activo hasta dos semanas antes de su muerte en su hogar en Cambridge, Massachusetts, dijo su familia. Dejó tres hijos y cuatro nietos.