Jueves, 17 de Abril de 2008

El Senado chileno destituye por primera vez a un ministro desde el fin de la dictadura

EFE ·17/04/2008 - 02:52h

EFE - La presidenta chilena, Michelle Bachelet, recibe a la destituida ministra de Educación chilena, Yasna Provoste, en el Palacio La Moneda, en Santiago de Chile (Chile).

La titular chilena de Educación, Yasna Provoste, fue destituida hoy por el Senado al aprobar una acusación constitucional presentada por la oposición, y se convirtió en la primera ministra destituida desde el fin de la dictadura, en 1990.

En una sesión que duró siete horas y en la que fundamentaron su votos los 38 senadores, Provoste fue acusada de "grave abandono de sus deberes", tras el descubrimiento de desórdenes administrativos en el pago de subvenciones escolares.

De este modo, Provoste, militante del Partido Demócrata Cristiano, quedó inhabilitada para ejercer cargos públicos durante cinco años.

Los desórdenes administrativos que detectó la Contraloría General de la República suman 260.000 millones de pesos (553,19 millones de dólares), cuyo principal responsable, el secretario ministerial de Santiago, Alejandro Traverso, renunció al cargo.

En el pasado la destituida ministra había explicado que se trataba de "conciliaciones bancarias" que no estaban efectuadas y que fueron aclaradas "a total conformidad ante el organismo contralor".

Este miércoles los 38 senadores de Gobierno y oposición fundamentaron su voto en una maratoniana sesión a la que asistieron gran parte de los ministros de la presidenta Michelle Bachelet, en señal de apoyo a la saliente ministra.

Tras escuchar la presentación de la acusación y la defensa, la Cámara de Diputados aprobó el pasado 3 de abril la acusación por 59 votos a favor, 55 en contra y dos abstenciones.

Provoste, quien ha insistido en su inocencia y ha contado con el respaldo pleno del Gobierno, prefirió enfrentar la acusación en el Senado a renunciar al cargo.

Tras conocer el resultado de la votación, la ministra saliente agradeció a los parlamentarios que la apoyaron y criticó a sus acusadores.

"Quiero apelar a la conciencia ética de los ciudadanos de mi país para que ponderen la injusticia que se ha cometido conmigo. Cuatro de los cinco capítulos de esta acusación han sido votados en contra, y sólo uno ha sido aprobado", subrayó.

"Hoy ha ganado una nueva mayoría y ha perdido la razón y la justicia", recalcó.

La balanza favorable a la acusación se inclinó por el apoyo de dos senadores ahora independientes y que hace un par de meses abandonaron la Concertación, la coalición de Gobierno que integran socialdemócratas y democristianos.

Según el Gobierno y la coalición oficialista, Provoste fue víctima de una maniobra política, pues -a su juicio- la acusación careció absolutamente de bases jurídicas.

La acusación constaba de cinco capítulos que se votaron por separado, pero -según el procedimiento- bastaba con que uno sólo de ellos fuera aprobado para que Provoste fuera destituida.

Al respecto, el ministro portavoz de Gobierno, Francisco Vidal, dijo que "se ha cometido una injusticia monumental" contra la ministra y destacó "la precariedad de los fundamentos".

"La acusaban por cinco cosas, con los propios votos de ellos se cayeron cuatro de esas cinco acusaciones. Esa es la solidez de la acusación", recalcó.

"La ministra Provoste es asesinada políticamente por cinco años", recalcó Vidal, quien agregó que con la actitud de la oposición "sólo pierde el país, pues los chilenos quieren entendimientos y no confrontación".

El Gobierno seguirá perseverando en la búsqueda de acuerdos, apuntó.