Martes, 16 de Octubre de 2007

España suspende en aportaciones a la salud global

Debería aumentarse la inversión actual en más de 600 millones de euros para cumplir con los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU en este campo en 2015

ANTONIO GONZÁLEZ ·16/10/2007 - 00:00h

España debe destinar al menos 905 millones de euros al año a ayuda oficial al desarrollo en materia de salud, en torno al 0,1% del Producto Interior Bruto, para cumplir con los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU en este campo en 2015. El año pasado, se invirtieron sólo 266,3 millones en ayudas destinadas a mejorar la salud.

Ésta es la principal conclusión del informe Alerta de Salud, que fue presentado ayer en Madrid por la red de ONG Acción por la Salud Global, integrada por Ayuda en Acción, Médicos del Mundo y la Federación de Planificación Estatal Familiar.

El vicepresidente del Parlamento Europeo, el socialista Miguel Ángel Martínez, dijo en el acto de presentación que pese al “muy notable” incremento de los últimos años, la ayuda española en salud sigue siendo “insuficiente”. En cualquier caso, cree que estamos en un “momento dulce” por la implicación de la sociedad española en la materia.

Mejorar la ayuda bilateral

De hecho, hablando estrictamente de la ayuda bilateral, es decir, excluyendo las aportaciones a organismos internacionales como el Banco Mundial, el informe indica que se destinaron a salud en 2006 un total de 116,4 millones.

No obstante, para cumplir con los Objetivos del Milenio de la ONU, esta partida debería ascender a 488 millones, para que representara el 15% de la ayuda  al desarrollo.

En la Unión Europea, sólo el 4,7% de la ayuda al desarrollo se destina a salud, una cifra muy inferior al 15% recomendado por el informe.

Tres de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio de Naciones Unidas se refieren de forma específica a la salud. En concreto, persiguen reducir la mortalidad infantil, mejorar la salud materna, y combatir el VIH/sida, la malaria y la tuberculosis.

Otras medidas para aumentar las inversiones

- Presionar al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional para que mejoren la fiscalidad de los fondos de salud que reciben los países pobres.

- Invertir el hecho de que sólo el 10% de los recursos se destine a enfermedades responsables del 90% de la morbilidad mundial.

- Mejorar la transparencia de la ayuda al desarrollo.Garantizar que los fondos enviados por España refuerzan el acceso universal a la sanidad en los países receptores.

- Seguir apoyando iniciativas de salud global, como el Fondo de Lucha contra el VIH/sida, malaria y tuberculosis.Realizar un seguimiento de los gastos realizados.

- Reconocer que el actual nivel de inversión es insuficiente.

- Priorizar las inversiones a largo plazo.