Miércoles, 16 de Abril de 2008

Los candidatos a la compra de acciones de Sacyr en Eiffage se replantearían el asunto

EFE ·16/04/2008 - 15:42h

EFE - El presidente de Sacyr, Luis Fernando del Rivero Asensio.

Varios de los candidatos a la compra de la participación del grupo español Sacyr en la constructora francesa Eiffage estarían reconsiderando su posición, informa hoy el diario económico La Tribune.

La aseguradora Axa, aunque es accionista de Eiffage, ya no formaría parte del grupo, precisa el periódico, y señala que otros inversores también se habrían desentendido.

Las negociaciones entre los candidatos se reanudaron anoche, después de que se levantara el embargo judicial sobre la participación de Sacyr en Eiffage, indica el rotativo.

Fuentes judiciales confirmaron hoy a Efe que el juez francés Jacques Gazeaux, tras escuchar al presidente de Sacyr, Luis del Rivero, ordenó ayer el levantamiento del embargo que había decretado hace unos días sobre el 33,32 por ciento del capital de Eiffage controlado por Sacyr.

La decisión del juez levanta un obstáculo para que Sacyr pueda vender su participación y poner fin a un contencioso que dura ya más de un año.

El pasado día 8, el grupo español anunció su intención de vender "lo antes posible" la totalidad de su participación en Eiffage a un grupo de inversores institucionales franceses a un precio de 63 euros por acción, es decir, unos 1.900 millones de euros.

Sacyr no identificó a esos inversores, que, según la prensa, incluían a CDC, Axa, CNP, AGF, BNP Paribas y Groupama.

Fuentes financieras insisten en que no había un acuerdo formal para la operación y que el precio de 63 euros era indicativo, y se preguntan sobre cuál sería el interés de los inversores en pagar una prima a Sacyr.

Las acciones de Eiffage cerraron ayer a 57,85 euros, aunque hoy abrieron al alza y superaban los 58 euros el título.

Sin embargo, un banquero, que no forma parte de los inversores, argumentó en La Tribune que comprar acciones de Eiffage al precio de 63 euros es "una buena oportunidad", mientras que la firma Oddo Securities fija en 70 euros el objetivo de cotización de la constructora.

Ahora que el embargo sobre su participación está levantado, Sacyr tiene que venderla "muy rápidamente", indicó un analista financiero al diario.

Es decir, antes de que la Autoridad de los Mercados Financieros (AMF) vuelva a ocuparse del dossier para acaso presentar un procedimiento que obligase al grupo español a lanzar una opa sobre Eiffage, como le ha pedido ya que haga la Asociación de Accionistas Minoritarios (ADAM).

El pasado 2 de abril, el Tribunal de Apelación de París, pese a confirmar que Sacyr había actuado de concierto con otros accionistas españoles para tratar de hacerse con el control de la constructora, invalidó por un vicio de forma la decisión de junio pasado en la que la AMF había ordenado a Sacyr que lanzara una opa en metálico sobre Eiffage.