Miércoles, 16 de Abril de 2008

La CE admite su preocupación por la inflación pero vaticina un nivel "más normal" a fin de año

EFE ·16/04/2008 - 12:59h

EFE - Una selección de jamones y salchichas en exposición en el local de Letonia durante la Semana Griega de Berlín, el 21 de enero de 2008.

La Comisión Europea admitió hoy su preocupación por la escalada inflacionista en Europa, pero vaticinó que los precios se desacelerarán en los próximos meses, hasta una tasa "más normal" a final de año.

La portavoz comunitaria de Asuntos Económicos y Monetarios, Amelia Torres, hizo estos comentarios tras conocer que la inflación subió en marzo en la Eurozona el 1%, con lo que acumula un alza en el último año del 3,6%, la tasa más alta desde que comenzó a elaborarse el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA), en 1997.

En el conjunto de la Unión Europea, los precios aumentaron el 0,8% el mes pasado, hasta el 3,8%.

En un año, la inflación en los países del euro ha pasado del 1,9% al 3,6%, muy lejos del objetivo marcado por el Banco Central Europeo (el 2%), y en los Veintisiete del 2,3% al 3,8%.

La portavoz de la Comisión atribuyó esta evolución al fuerte encarecimiento de la energía (del 11,2% en doce meses) y los alimentos (6,2%).

Hizo hincapié en que también se registraron algunas bajadas de precios, en los bienes industriales no energéticos (como productos audiovisuales y electrodomésticos), y valoró la "presión a la baja" de los servicios, que tradicionalmente empujan la inflación al alza.

Frente a esta situación, pidió, como es habitual desde la Comisión, un esfuerzo para evitar que el repunte de la inflación se traslade a otros precios y, sobre todo, a los salarios.

Ésta es la manera de evitar una espiral inflacionista que, subrayó, "no beneficia a nadie".