Lunes, 15 de Octubre de 2007

El Rey inaugura el curso de las Reales Academias con un homenaje a Enrique Fuentes Quintana

EFE ·15/10/2007 - 23:33h

EFE - El rey Juan Carlos durante su intervención en el acto de apertura del curso académico de las Reales Academias del Instituto de España celebrado hoy en la sede de la de Ciencias Morales y Políticas de Madrid. EFE

El Rey inauguró esta tarde el curso 2007/2008 de las Reales Academias con un sentido homenaje a Enrique Fuentes Quintana, director de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, y resaltando su papel en la difusión de la ciencia, el arte y la cultura españolas.

Don Juan Carlos presidió el acto de apertura de curso en la sede de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, acompañado del secretario de ésta, Marcelino Oreja, y de la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera.

Antes de la inauguración, el Rey descubrió un busto conmemorativo en memoria del director de la institución, el recientemente fallecido Enrique Fuentes Quintana, cuyo recuerdo marcó el acto de inauguración y todas las intervenciones que lo formaron.

El Rey, que preside las aperturas de curso de las Reales Academias desde hace trece años, cerró el acto con su intervención, en la que recordó que estas instituciones, "fieles a su misión de custodiar, acrecentar y difundir nuestro rico y variado patrimonio cultural, artístico y científico", contribuyen con su tarea a "la divulgación científica".

También estuvo presente en el discurso de Don Juan Carlos un "emocionado recuerdo" al académico Enrique Fuentes Quintana, a quien dedicó un "homenaje de profunda gratitud" y de quien quiso resaltar su "sólida, brillante y decisiva trayectoria al servicio de la modernización de España".

El Rey señaló que Fuentes Quintana, cuya familia estuvo presente en el acto, fue "una figura clave en la transformación económica que acompañó nuestra Transición democrática" y recordó su importante papel en los Pactos de la Moncloa.

Además, Don Juan Carlos dedicó su "más cordial felicitación" a la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas por el ciento cincuenta aniversario de su fundación y quiso recordar a la reina Isabel II, quien, según explicó, creó esta institución en 1857 "para cultivar las áreas del saber que le dan nombre".

Quiso resaltar también la "valiosa actividad" de las Reales Academias en cuanto a la "presencia y proyección de España en un mundo cada día más globalizado y definido por una sociedad basada en la creación, trasmisión y aplicación de conocimientos".

El Rey añadió que en el nuevo curso académico, "lleno de proyectos", la "intensa" labor de las Academias "debe seguir fomentando una creciente cooperación con otras instituciones extranjeras equivalentes" para "estimular" la proyección internacional de España.

La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, resaltó en su discurso "el constante interés de la Corona en la educación y en la cultura" y quiso dar testimonio de la deuda que España mantiene con Enrique Fuentes Quintana por sus labores no sólo académicas sino también económicas.