Miércoles, 16 de Abril de 2008

Hace un año, el infierno se mudó a Virginia Tech

El estudiante Cho mató a 32 personas y más de 20 resultaron heridas

PÚBLICO.ES ·16/04/2008 - 10:55h

NBC - Cho Seung-Hui envió material audiovisual, entre el que figura esta imagen, a la cadena estadounidense NBC.

El 16 de abril de 2007, la universidad de Virginia Tech se convirtió en un infierno. El estudiante Seung Hui Cho, armado con una pistola Walter calibre 22 y una pistola Glock de 9mm, mató a dos personas en el dormitorio West Ambler Johnston, y luego atacó a alumnos y profesores en aulas de Norris Hall, en la universidad cerca de la ciudad de Charlottesville.

El balance final fue sangriento. Murieron 32 personas, incluido Cho a quien se le había diagnosticado trastornos mentales, y más de 20 resultaron heridas.

Conmemoración 

Este miércoles, los docentes, empleados y alumnos del centro docente conmemoran el primer aniversario del ataque.

Charles Steger, presidente de la Universidad, que tiene unos 30.000 estudiantes, iniciará la conmemoración con la lectura de los nombres de las 32 víctimas mortales, entre estudiantes y profesores, una breve declaración sobre cada uno de ellos.

El programa conmemorativo se desarrollará en todo el campus

Cerrará la ceremonia, que se llevará a cabo en el Campo de Entrenamiento, el gobernador del Estado de Virginia, Tim Kaine.

El programa conmemorativo se desarrollará en todo el campus, que tiene un centenar de edificios en 1.052 hectáreas, e incluye una exhibición de fotografías en la Sala de Asambleas del Centro Holtzman de Graduados de la VTU.

Otras actividades comprenden recitales musicales, exhibiciones de arte, sesiones de meditación y, poco después del mediodía, un turno de micrófono abierto en la Cafetería Deet, durante el cual los participantes podrán leer poemas.

11 millones de indemnización 

Los familiares de las víctimas del ataque de Cho recibirán una compensación de 11 millones de dólares, según informaron la semana pasada fuentes judiciales.

Abogados de las 21 familias indicaron que la suma de compensación se decidió en un acuerdo extrajudicial con el estado de Virginia para evitar demandas posteriores.

"Nuestros corazones están con nuestros clientes que nos confiaron esta importante responsabilidad", señalaron los abogados en una declaración.