Lunes, 15 de Octubre de 2007

Competencia investiga a las grandes del móvil

La Comisión Nacional de Competencia (CNC) ha abierto expediente a Movistar, Vodafone y Orange para determinar si pactaron subir sus tarifas en marzo.

VIRGINIA ZAFRA/AMPARO ESTRADA ·15/10/2007 - 21:52h

De acuerdo con la ley, si la CNC consigue demostrar el pacto de precios podría aplicar a las operadoras una sanción de hasta el 10% de su facturación anual. El plazo para resolverlo es de 18 meses.

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), las tres operadoras subieron un 25% el precio de inicio de las llamadas y lo elevaron de 12 a 15 céntimos. A su vez, el precio por segundo se fijó en función de los distintos planes que ofrecían. Yoigo –que no está expedientada– mantuvo sus tarifas de establecimiento de llamada en 12 céntimos y las contabilizó por segundo, sin redondeo, lo que de hecho supuso una rebaja.

Debido a las protestas de los consumidores por las subidas de las tres operadoras investigadas –Movistar, Vodafone y Orange–, el Ministerio de Industria requirió un informe a la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT). Ésta concluyó que no había concertación para evitar la libre concurrencia. Ahora, Competencia, en principio, le enmienda la plana, puesto que va a investigar posibles indicios de pacto de precios.

La investigación que ha dado lugar ahora a la apertura de expediente se inició de oficio por Competencia y también por denuncias de organizaciones de consumidores (OCU, Facua, CEACCU, UCE, Asociación General de Consumidores, Asgeco e Irache). La OCU cuantifica en 1.208 millones de euros los ingresos obtenidos de forma abusiva por parte de las operadoras en concepto de redondeo en 2005.

La OCU entiende que las operadoras aplicaron subidas concertadas a partir de marzo para compensar la desaparición del redondeo, que era un “abuso contra los consumidores”. La apertura del expediente —según esta asociación— “la CNC nos da la razón en que hay indicios de acuerdo de precios, auqnue esto no presupone todavía la culpabilidad de las operadoras”.

Reacción de las operadoras

Tras conocer la apertura del expediente, las operadoras implicadas negaron que hayan pactado precios y anunciaron que presentarán alegaciones ante el organismo “en defensa de sus derechos”.

Para las compañías, “está fuera de lugar” hablar de “concertación” en el mercado español de telefonía móvil, que se ha caracterizado desde su inicio por una fuerte competencia, y creen que resulta “al menos paradójico” que ahora se hable de pactos cuando antes todos los operadores también coincidían en el cobro de 12 céntimos por el establecimiento de llamada.

Un proceso que puede durar hasta 18 meses

La Comisión Nacional de Competencia (CNC) inició, de oficio -según fuentes cercanas- y por las denuncias recibidas de organizaciones de consumidores, una investigación sobre los precios fijados por las operadoras de móvil al tener que acabar con el redondeo. Esa investigación ha llevado a abrir un expediente a Movistar, Vodafone y Orange, pero no determina cómo puede concluir el proceso.

Al abrir el expediente, ya puede solicitar formalmente información a las tres compañías investigadas e, incluso, puede ir a las oficinas a revisar los ordenadores y otros documentos. Se abre un plazo para que las empresas puedan presentar las alegaciones que estimen oportunas. Si se obtienen indicios suficientes se instruye el proceso que puede acabar con una sanción de hasta el 10% de la facturación anual de la empresa.

En total, el proceso no debe durar más de 18 meses -antes podía prolongarse durante dos años-, aunque existe la posibilidad de suspender temporalmente el proceso para evitar que prescriba. Antes de que se modificara la normativa sobre Competencia y se fusionaran el Servicio y el Tribunal de Defensa de la Competencia, era el ministro de Economía y Hacienda quien tenía que aprobar que se enviara el expediente al Tribunal. Ahora no.