Lunes, 15 de Octubre de 2007

Zapatero: "Podemos estar orgullosos de nuestro patriotismo económico"

El presidente del Gobierno alabó la gestión de Pedro Solbes y tranquilizó a los inversores.

ANA PARDO DE VERA ·15/10/2007 - 21:44h

MD92. MADRID, 15/10/07.- El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante su intervención en la conferencia-coloquio organizada por el Foro ABC. EFE

"Ya que el patriotismo está tan de moda en los últimos tiempos, podemos estar orgullosos de nuestro patriotismo social, económico y de empleo. Es la mejor manera de hacer país". Esta declaración, claramente dirigida al Partido Popular, fue parte del discurso con el que el presidente del Gobierno intervino ayer en el Foro ABC.

José Luis Rodríguez Zapatero desgranó en 54 minutos los principales logros de su mandato y habló de un "hecho incontestable": "Por primera vez como país, podemos decir que desde 2004, hemos crecido más que las siete potencias industriales mayores del mundo: EE.UU., Japón, Italia, Canadá, Francia, Alemania e Inglaterra".
La riqueza de España ha crecido 265.000 millones de euros."Somos la octava potencia económica del mundo y hemos avanzado en renta per cápita".

Empleo y paz social

Con "modestia pero con satisfacción", Zapatero dio datos  de su éxito: tres millones de puestos de trabajo creados en la "legislatura del empleo"; crecimiento económico previsto para 2008 de 3,8; rebaja del IRPF y del Impuesto de Sociedades; superávit en los tres años de Gobierno; previsión del fondo de reserva de la Seguridad Social de 52.000 millones en 2008 frente a los 15.000 de 2004; un crecimiento del 137% del gasto en Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i), con 6.700 millones de euros en el presupuesto para 2008; un incremento del 63% en gasto para Educación; más del 40% de inversión en infraestructuras destinado al ferrocarril, especialmente al tren de alta velocidad. "En menos de tres años -confirmó el presidente-, vamos a ser el país del mundo con más kilómetros de alta velocidad y el país de Europa con más kilómetros de autovía".

Zapatero aprovechó la conferencia para agradecer a los empresarios y sindicatos que hayan hecho de ésta "la legislatura de la paz social" y lanzó un mensaje de tranquilidad para los inversores y las entidades financieras sobre la incertidumbre económica mundial: "La economía española y el sistema financiero español están en una situación de fortaleza y salud, respectivamente, que nos permitirían reaccionar".

El presidente del Gobierno tuvo palabras de elogio para la "muy buena gestión" de Pedro Solbes, vicepresidente y ministro de Economía, y un chiste para el presidente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato: "El FMI, sobre las previsiones de crecimiento de 2005, 2006 y 2007 se ha equivocado un rato".

Derechos y libertades

La segunda parte del discurso del jefe del Ejecutivo tuvo como protagonista la gestión que "la visión liberal progresista" del Gobierno ha logrado en materia de extensión de derechos y libertades públicas. Zapatero enumeró las leyes de igualdad entre hombres y mujeres, de matrimonio entre homosexuales y del llamado divorcio exprés.

Asimismo, resaltó el avance que han supuesto para el estado del bienestar su "cuarto pilar", la ley de dependencia, y la ayuda a las familias, "un área social bastante olvidada en nuestro país".

Sobre la reforma de los Estatutos, Zapatero alabó "la descentralización política y del gasto público", que ha permitido "acercar las comunidades autónomas de menor riqueza a las de mayor PIB" y que ha obligado a "hacer las reformas estautarias", aunque lamentó la falta de "consenso total".

La política antiterrorista llevó a Zapatero a defender el intento de negociación con ETA como "primer deber" de su Gobierno, aunque el fracaso sólo llevó certificar la "incapacidad radical de quienes practican la violencia y el terror para hacer otra cosa".

ANV, bandera y monarquía

El presidente respondió a las preguntas del director de ABC, José Antonio Zarzalejos, sobre la posible ilegalización de ANV -"No está sobre la mesa", aclaró Zapatero-; si ha valido la pena la reforma del Estatuto de Cataluña -"Todos hemos deseado que las cosas hubieran salido mejor"-; que algunos ayuntamientos no hagan ondear la bandera española -"Ha sido una constante en la democracia"-, o si hay algún debate abierto sobre la monarquía -"Absolutamente, no"-.