Martes, 15 de Abril de 2008

United y Continental llaman a la calma, pero dejan la puerta abierta a las fusiones

EFE ·15/04/2008 - 04:28h

EFE - Pasajeros de Delta Air Lines utilizan terminales de autoservicio para hacer su facturación en el Aeropuerto Internacional Hartsfield Jackson en Atlanta, Georgia.

La fusión anunciada entre Delta y Northwest ha elevado la presión sobre United Airlines y Continental, cuyos responsables se apresuraron hoy a pedir calma, aunque dejaron la puerta abierta a una operación similar entre ambas para cambiar así el panorama del transporte aéreo mundial de pasajeros.

"Participaremos en la consolidación (del sector) cuando sea, si lo es, una opción conveniente y cuando ofrezca los correspondientes beneficios para empleados, clientes y accionistas", aseguró hoy Gleen Tilton, presidente ejecutivo de UAL, matriz de United.

Delta y Northwest anunciaron el lunes su proyecto de fusión a través de un intercambio de acciones que permitirá crear la mayor aerolínea del mundo y cuyos detalles fueron presentados hoy a analistas y medios de comunicación.

Desde que comenzaron hace meses los rumores de que Delta y Northwest negociaban fusionarse, los expertos y medios especializados auguraron que United y Continental harían lo mismo, como estrategia en ambos casos de supervivencia en un sector cada vez más ahogado por el aumento de la competencia y el encarecimiento de los combustibles.

De esa forma, el sector pasaría a estar protagonizado por cuatro grandes empresas (Delta, American Ailines, US Airways y la resultante de la fusión entre United y Continental), frente a las seis actuales.

"La industria ha cambiado drásticamente, tanto en el mundo como en el mercado nacional, y los antiguos paradigmas ya no son aplicables", explicó el máximo responsable de United a sus empleados, según un extracto de ese mensaje facilitado por la firma.

"El actual entorno económico y de los carburantes solo está acelerando la necesidad de una nueva estrategia para la industria. La consolidación no es sino uno de los cambios necesarios para lograr una rentabilidad sostenida", añadió el directivo de United, que perdía el cinco por ciento hacia la media sesión en Wall Street.

Por ello, aseguró que la aerolínea, miembro de la alianza internacional Star Alliance y con más de 3.300 vuelos diarios a 200 destinos, adoptará, "a medida que evolucione la industria, las medidas necesarias para fortalecer su competitividad mundial".

También el presidente y consejero delegado de Continental Airlines, Larry Kellner, se dirigió hoy a sus más de 45.000 empleados para pronunciarse sobre una fusión que, según él, "cambiará el panorama competitivo tanto para Continental como para todo el sector".

"Como ya hemos repetido durante más de un año y medio, nosotros preferiríamos mantenernos independientes mientras el escenario competitivo se conserve", apuntó el directivo, quien, sin embargo, señaló que la fusión de Delta y Northwest "cambia ese panorama".

Por ese motivo, indicó que revisarán sus "alternativas estratégicas" y se asegurarán de mantenerse "como un fuerte competidor a largo plazo", en beneficio de trabajadores, accionistas, colaboradores y clientes.

Recordó que en cualquier caso la fusión "es compleja y llevará su tiempo", por lo que "durante al menos seis meses más Delta y Northwest deberán seguir operando de forma independiente".

"Así que, pese a la noticia de anoche y a las especulaciones sobre nuestro futuro a raíz de ella, tenemos que seguir pendientes de hacerlo lo mejor posible cada día y llevar una aerolínea saneada, segura y confiable con el mejor servicio al cliente", señaló Kellner.

Sobre la "acción de oro" que Northwest mantiene en Continental, Kellner recordó que la fusión entre sus competidoras les "permitiría canjear" esos títulos preferenciales, que vinculaban a las dos compañías hasta 2025 y que podrían haber impedido la hipotética integración con United.

El directivo de Continental, que hacia la media sesión perdía más del seis por ciento en Bolsa, también anunció a sus empleados que se replantearía la participación en la alianza Skyteam, de la que también forman parte Delta y Northwest.