Martes, 15 de Abril de 2008

El anuncio del hallazgo de un yacimiento de crudo impulsa a Petrobras pese a su cautela

EFE ·15/04/2008 - 18:21h

EFE - Fotografía del presunto nuevo yacimiento de petróleo en el llamado Bloque BM-S-9 en la cuenca de Santos, frente a la costa sur del estado de Río de Janeiro (Brasil), que podria ser uno de los mayores del mundo.

Las acciones de Petrobras subieron hoy por segundo día consecutivo después de que el lunes se anunciara el hallazgo de un campo petrolero, al parecer de proporciones gigantescas, frente al litoral atlántico brasileño, una información que la propia empresa maneja con cautela.

Tras saltar el lunes un 6,40% y un 4,90%, las acciones ordinarias y preferenciales de la compañía estatal brasileña mantenían a media tarde de hoy avances del 1,27% y el 1,65% respectivamente en la Bolsa de Valores de Sao Paulo.

Los papeles de la mayor empresa brasileña, que tiene una participación del 45 por ciento en el consorcio que hizo el descubrimiento, también subían en la bolsa de Nueva York.

Las informaciones no confirmadas sobre el hallazgo en el litoral brasileño también favorecieron a los socios de Petrobras en el consorcio que explora el campo conocido como Carioca: el grupo hispano-argentino Repsol (25 por ciento) y British Gas (30 por ciento).

Los papeles de Repsol cerraron hoy con una subida del 9,28 por ciento en la Bolsa de Madrid y los de British Gas con una escalada del 5,40 por ciento en la de Londres.

El entusiasmo con estas acciones fue desatado por las declaraciones hechas la víspera por Haroldo Lima, presidente de la Agencia Nacional de Petróleo (ANP), órgano regulador del sector en Brasil, en el sentido de que Petrobras puede anunciar en breve el mayor hallazgo petrolero del mundo de los últimos treinta años.

Lima dijo haber recibido informaciones "oficiosas" y no confirmadas de que el campo Carioca tendría reservas cercanas a los 33.000 millones de barriles de petróleo equivalente, lo que lo convertiría en el tercero mayor del mundo.

Este campo está en la cuenca marina de Santos, próximo al de Tupi, donde Petrobras descubrió en noviembre pasado una gigantesca reserva que calcula entre 5.000 y 8.000 millones de barriles de petróleo.

Ambos están en aguas muy profundas y por debajo una extensa capa de sal localizada a unos 5.000 metros de profundidad, pero Petrobras ya ha señalado que los posibles descubrimientos en la llamada capa "presal" pueden convertir a Brasil en uno de los países con mayores reservas de hidrocarburos en el mundo.

En ese sentido, Lima aclaró hoy que apenas hizo un comentario sobre informaciones que ya eran conocidas.

"Todo lo que dije está con muchos más detalles y con mapas en esa revista", dijo el funcionario al referirse a un artículo publicado en febrero pasado por la revista estadounidense especializada en el sector energético World Oil.

Lima dijo que los mercados reaccionaron con tanto entusiasmo tal vez porque no se interesan en leer ese tipo de publicaciones.

Sin embargo, el interés en los papeles de Petrobras no disminuyó ni con las peticiones de cautela de la empresa.

Un día después de que la petrolera divulgara un comunicado en el que advirtió que no ha completado la evaluación del posible nuevo yacimiento y que aún tiene que efectuar otras perforaciones para determinar su alcance, dos directores de Petrobras reiteraron hoy que es prematura cualquier información sobre el tamaño del campo.

"Petrobras no puede (confirmar la magnitud). No tiene una evaluación del reservorio de ese campo", dijo el director internacional de la compañía, Jorge Zelada, en una entrevista a corresponsales extranjeros.

"Esa área sigue en evaluación para que podamos tener datos concretos", dijo por su parte el director de exploración de Petrobras, Guilherme Estrella, en una audiencia en el Congreso.

Según Estrella, "es posible que apenas en tres meses podamos tener los primeros datos concretos de cómo hacer la exploración y del tamaño".

El director general de la ANP manifestó que no se le puede responsabilizar por el hecho de que algunos inversores hayan aprovechado sus comentarios para especular y ganar dinero con la apreciación de las acciones de Petrobras.

"Eso no es problema mío. Es problema de la Bolsa de Valores. Ni sé dónde queda esa Bolsa de Valores. Nunca quise especular", afirmó.