Lunes, 15 de Octubre de 2007

La Interpol identifica y cierra el cerco a un pederasta con ayuda de los internautas

Christopher Paul Neil tiene 32 años, es de origen canadiense y enseña inglés en Corea del Sur

AGENCIAS ·15/10/2007 - 20:27h

Fotografía tomada por las autoridades tailandesas del supuesto pederasta buscado por la Interpol a su llegada al aeropuerto de Bangkok. AFP

La Interpol ha identificado al presunto pederasta reincidente cuya fotografía difundió hace unos días a través de su página en Internet y para cuya captura solicitó la colaboración ciudadana.

El sospechoso se llama Christopher Paul Neil, un canadiense de 32 años que ejerce de profesor de inglés en Corea del Sur. Al parecer, fue profesor en una escuela internacional en Bangkok entre 2003 y 2004, según Panaspong Sirawongse, de la oficina regional de la Interpol en Tailandia, que no proporcionó el nombre de la escuela.

La Interpol le busca en Tailandia. Imágenes de cámaras de vídeo han mostrado al presunto pedófilo en el aeropuerto de Seúl el 11 de octubre, antes de tomar un vuelo con destino a Bangkok, donde la agencia internacional le busca en colaboracioón con agentes de la Policía tailandesa.

"También están buscando a los niños de los que abusó y con los que se tomó fotos", ha declarado Panaspong. "Había tres chicos de los que había abusado. Uno ha sido identificado y se le está buscando, los otros dos no han sido identificados".

Keo Vanthan, subdirector de Interpol en la vecina Camboya, donde la policía cree que Neil fue fotografiado abusando sexualmente de niños pequeños, dijo que las autoridades fronterizas habían sido alertadas en caso de que intentara escabullirse por la frontera.

"Hemos emitido una alerta a todas nuestras fronteras internacionales", aunque Camboya aún no tiene pruebas suficientes para publicar una petición de arresto, explicó Vanthan a Reuters.

Las investigaciones han estado intentando encontrar a Neil durante tres años, después de que la policía alemana descubriera en Internet fotografías en las que se le veía violando a 12 niños de Vietnam y Camboya.

Su cara estaba oculta por un patrón digital de remolino, pero expertos de la oficina federal de crimen BKA se las arreglaron para desentrañarla. Las imágenes limpias, mostrando un hombre blanco con cabello negro y entradas, se colgaron en la web de Interpol el 7 octubre, solicitando la colaboración ciudadana para su identificación.

Datos de 350 personas 

En los días posteriores han respondido a ese llamamiento unas 350 personas, que han aportado datos que han permitido estrechar el cerco contra el hombre. El propio pederasta o cómplices habían hecho circular por Internet imágenes da contenido sexual con menores, aunque alteradas digitalmente para disimular el rostro del adulto.

Sin embargo, especialistas en de la Policía alemana en colaboración con personal de la Interpol consiguieron una imagen que permite apreciar con cierta nitidez la cara del sospechoso, a quien los agentes tienen localizado.

A través de una nota, la Interpol ha agradecido la colaboración de los ciudadanos que han dado información y ha pedido que se mantenga la campaña para aportar nuevos datos.