Lunes, 15 de Octubre de 2007

Paredes enrolladas

Convertir tu casa en un universo disgregado ya es posible. Hojas de bambú en el salón, trazos graffiteros en el hall y art déco en el servicio no son patrimonio de osos panda, raperos y coleccionistas de arte. Al menos, desde que se creó Tres Tintas, en 2004.



ISABEL REPISO ·15/10/2007 - 20:58h

Una mujer se maquilla ante una pared Tres Tintas

Justo cuando los tentáculos homogeneizadores de Ikea amenazaban con aplastar el design de autor, la segunda generación de la empresa familiar Aribau abría sus puertas en Barcelona.

El reto estuvo claro desde el principio para Alberto Bermejo, director de Arte de Tres Tintas: "Queríamos huir de los gags culturales asociados al sector y apostar por un modelo más contemporáneo, con diseñadores que crearan un nuevo estilo", comenta. Y lo lograron. Tanto es así que Stradivarius, Escada y el Colegio de Arquitectos de Barcelona figuran en su cartera de clientes.

Como si de la casa de los Alcántara se tratara, su primera colección rescató del olvido motivos decorativos de los años 60 y 70. Apostar por el revival se reveló una estrategia acertada, ya que la línea obtuvo muy buena acogida por parte del público y sirvió para identificar el punto fuerte de los diseños.

"La parte que más triunfó fue la más radical", apuntaBermejo. En especial, las ramas de almendros diseñadas por Julia Pelletier. Esta pista sirvió para configurar la segunda colección, Déjà vu, en la que participaron los diseñadores Enric Jardí, Sophie Leblanc, Izqui, Julieta Álvarez y Marta Hernández. Por 34 euros cualquiera puede llevarse un rollo de cinco metros cuadrados.

Triunfo del individualismo

"Desde el momento en que pones papel pintado estás creando ambiente y decorando", explica Bermejo. La fiebre de personalizarlo todo -móviles y coche incluido- traspasa paredes y le lleva a afirmar que "el siglo XXI es el triunfo del individualismo y la muerte del ir todos a la misma".Gracias a ello las casas psicodélicas en las que el salón y la habitación tienen colores diferentes se reproducen. "Tenemos encargos a todos los niveles: baño, cocina, pasillos...", precisa. Y no sólo de particulares, la ilustradora Miss Van usó los papeles pintados de esta firma para una exposición.

Barcelona no es el único reducto de Tres Tintas. De hecho, sus papeles se distribuyen por 24 países. Canadá, Chile, Bosnia, Luxemburgo, Portugal, México, Corea y Turquía ya conocen de lo que es capaz la esta empresa.La última línea de Tres Tintas, All City, está diseñada por Javi Gutiérrez, Davis Fernández y Txema Alguacil, de Inocuo Studio, y es un homenaje de la ilustración urbana, con guiños a Nueva York y al mundo de los tatuajes. ¿Te atreves a personalizar las paredes de tu cuarto?