Martes, 15 de Abril de 2008

El Papa dice que el escándalo de los sacerdotes pederastas fue "una vergüenza"

Ratzinger no comprende "cómo pudo suceder"

EFE ·15/04/2008 - 16:47h

EFE - El papa Benedicto XVI.

El papa Benedicto XVI dijo hoy en el avión que le traslada a EEUU que el escándalo de pederastia causado por sacerdotes católicos de EEUU fue "una vergüenza que no se debe repetir".

Esos casos, precisó el Pontífice, supusieron "un gran sufrimiento para EEUU, para la Iglesia y para mí, personalmente".

"No comprendo cómo esto pudo suceder", agregó el Obispo de Roma hablando con los periodistas que le acompañan en el avión en su visita a EEUU y la ONU.

Traición de su misión 

Benedicto XVI añadió: "cuando leo las historias de las víctimas me parece imposible entender cómo ha podido suceder que un sacerdote traicione su misión de dar aliento y el amor de Dios a estos niños".

"Tenemos que hacer todo lo posible para que esto no vuelva a suceder"

Fue tras esa frase cuando el Papa calificó como una "vergüenza" esos actos y agregó: "ahora tenemos que hacer todo lo posible para que esto no vuelva a suceder".

El Pontífice explicó que para evitar casos como estos, la Iglesia actuará en varios niveles: "poniendo reglas, reconciliándose con los católicos y con una buena formación de los sacerdotes".

Antes de profundizar en esos tres niveles, Benedicto XVI subrayó que se refería a la pedofilia "y no a la homosexualidad".

Justicia a las víctimas 

El papa Ratzinger recordó que ahora la Iglesia cuenta con unas normas y que ninguna persona puede ser sacerdote "si es pedófilo" y subrayó que "hay que hacer justicia a las víctimas".

Benedicto XVI insistió en que hay que trabajar para conseguir la reconciliación.

Noticias Relacionadas