Martes, 16 de Octubre de 2007

Intimidad a cambio de llamadas gratis

Una empresa israelí ‘lee’ conversaciones por Internet para introducir publicidad en ellas

MIGUEL ÁNGEL CRIADO ·16/10/2007 - 00:00h

Pudding 'escucha'. BETTA

Realizar llamadas telefónicas gratis a cambio de que una máquina escuche la conversación y mande publicidad relacionada con lo que se habla en ella. Esto es lo que ofrece una nueva empresa israelí que empezará sus operaciones en EEUU. Y aseguran que llegará a Europa el año que viene.
Funciona así. La compañía Pudding Media, creada por un trío de emprendedores israelíes, ofrece a sus usuarios una plataforma para hacer llamadas gratis desde el ordenador a cualquier número de teléfono de EEUU o Canadá.

Durante la llamada, aparecen, junto a la ventana de la conversación, noticias, ofertas y anuncios relacionados con lo que se está hablando. Por ejemplo, si los interlocutores charlan sobre la película que vieron la noche anterior, se desplegará publicidad de estrenos y de cines cercanos a donde viven.

Lo que hace Pudding Media es leer la conversación. El programa analiza palabras clave para entregar publicidad relacionada con ellas. Utiliza una tecnología propia de reconocimiento de voz. Preguntado por si este espionaje no levantará críticas entre los usuarios, uno de los fundadores de la empresa, Ruben Maislos, reconoce que puede provocar cierta controversia, pero precisa que ellos no graban las charlas, ni pasan a texto o guardan ningún registro con el contenido de la conversación. “No hay información privada del usuario ni durante ni al final de la conversación”, afirma.

Para Maislos, lo que hace su compañía es lo mismo que ya hace Google en su buscador, con su sistema de publicidad AdSense, o en su correo electrónico, Gmail. En ambos casos, emplean robots que leen las palabras de búsqueda o el contenido del mensaje para adjuntar anuncios relacionados. Pudding Media pretende trasladar ese mismo modelo a las llamadas.

Financiada por anuncios
Maislos afirma: “Puesto que la televisión, los periódicos, el correo y otros contenidos de Internet son gratis, gracias a la publicidad, creemos que es necesaria una transición a la telefonía gratuita en todo el mundo, financiada por anuncios”.

La firma, que está aún en fase de ensayo, permite ya llamadas de ordenador a teléfono fijo, pero su idea es extender el sistema a los móviles. En ese caso, la publicidad llegaría tras acabar la conversación.

A los anunciantes, Pudding  Media les ofrece una forma de llegar a las personas con mensajes adaptados a sus gustos. La compañía ya tiene una base de datos con decenas de miles de palabras en inglés. En Kfar Saba (Israel), varios técnicos están ampliando la base y comienzan a
desarrollarla en otros idiomas, como el español.

El último elemento que puede beneficiarse es el de las compañías telefónicas. Ante la tendencia a la rebaja en los ingresos por llamadas, las operadoras podrían tener una nueva fuente de ingresos con el dinero que paguen los anunciantes. De hecho, una de las ideas de los dueños de Pudding Media es vender su tecnología a las empresas de telefonía.

Publicidad en el móvil

El teléfono móvil es uno de los últimos reductos a los que no llegan anuncios. Como dice el experto de la consultora IDC, Jaime García Cantero, “la publicidad en los móviles es muy agresiva, la resistencia es aún muy alta”. Aun así, Cantero considera que “el rechazo irá bajando, se espera que el negocio del marketing móvil se doble año a año y durante bastante tiempo”.

Una forma de reducir el rechazo es ofrecer el cebo de las llamadas gratis. Eso es lo que ha comenzado a hacer la empresa Blyk en Reino Unido. Este operador móvil virtual ofrece SMS y telefonía gratuita a los jóvenes que acepten recibir mensajes publicitarios en su móvil. En Blyk, también  confían en exportar su modelo al resto de Europa muy pronto.