Martes, 15 de Abril de 2008

El mundo de la cultura rinde homenaje al guionista Rafael Azcona

EFE ·15/04/2008 - 01:16h

EFE - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero (c), posa junto a su esposa, Sonsoles Espinosa (2d); el ministro de Cultura, César Antonio Molina (d); y la presidenta de la Academia de Cine, Ángeles González Sinde (2i), al inicio del homenaje que se ha ofrecido al recientemente fallecido Rafael Azcona por parte de la Academia de Cine de España en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Numerosos representantes de la cultura española se han sumado hoy al homenaje póstumo que la Academia de Cine rindió al guionista Rafael Azcona, un acto que contó con la presencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y del ministro de Cultura, César Antonio Molina.

Bajo el nombre de "Un vino con Rafael Azcona", actores como María Barranco, Juan Luis Galiardo y Manuel Alexandre, y cineastas como José Luis Borau y Manuel Gómez Pereira, acudieron al Círculo de Bellas Artes de la capital para recordar algunos de los mejores textos del guionista riojano, así como para arropar a su viuda, Susan Youdelman, y sus hijos, Daniel y Bárbara.

La presidenta de la Academia de Cine, Ángeles González-Sinde, fue la encargada de iniciar este homenaje póstumo, que comenzó con la proyección de algunas de las pocas entrevistas concedidas por Azcona, y en las que el guionista se mostraba distendido, y muy divertido, hablando de sus orígenes humildes y de su concepción del cine, de la vida y de sí mismo.

"Si Rafael estuviera vivo no hubiese consentido este homenaje, porque no le gustaban nada los elogios. De hecho, si hoy le hubiésemos hablado de lo buenos que son sus guiones, seguro que hubiese contestado: ¿viste el partido del Getafe el otro día?", afirmó Manuel Vicent al inicio del acto, quien definió a Azcona como un hombre "divertido, muy generoso, y con una inteligencia adquirida a base de observar a la gente".

A continuación subieron al escenario varios de los actores que han participado en las numerosas películas escritas por Azcona, algunos para recitar sus poemas, como Ana Belén y Julieta Serrano, otros para leer textos sobre su concepción del cine, como Martín Rivas, y algunos para interpretar fragmentos de sus guiones, como María Barranco y Juan Diego Botto, que interpretaron algunas líneas de "El verdugo" de Luis García Berlanga.

María Barranco fue la encargada de cerrar el homenaje con uno de los textos más emotivos de la noche, en el que Azcona, a modo de diario personal, describía, con su particular sentido del humor, sus sesiones de quimioterapia.

Otros de los actores que se unieron al homenaje fueron, Álvaro de Luna, Miriam Díaz Aroca, Santiago Segura, Miguel Rellán y Santiago Ramos, entre otros.