Lunes, 15 de Octubre de 2007

Merkel y Barroso piden a los socios de la UE que se esfuercen por un acuerdo en la cumbre de Lisboa

EFE ·15/10/2007 - 21:25h

EFE - La canciller alemana Angela Merkel (d) y el presidente de la Comisión Europea José Manuel Durao Barroso (i), ofrecen una conferencia de prensa conjunta en Berlín, Alemania, hoy lunes 15 de octubre. EFE

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, pidieron hoy a todos los socios de la Unión Europea que se esfuercen por lograr un acuerdo para el nuevo Tratado durante la cumbre de Lisboa que se celebrará el jueves y viernes próximos.

"A mi juicio no hay razones o excusas para no llegar a un acuerdo sobre el Tratado", señaló Barroso durante una breve comparecencia con Merkel ante la prensa en Berlín, antes de una reunión entre ambos.

Barroso instó a todos los socios a contribuir a que se llegue a un acuerdo y Merkel, por su parte, señaló que ahora de lo que se trata es de "sentarse a trabajar para alcanzarlo".

El presidente de la Comisión Europea resaltó la importancia de que la UE se dote de un nuevo tratado en un momento en que está adquiriendo cada vez mayor protagonismo internacional y se trata de poder ofrecer "respuestas coordinadas" a los problemas y retos que plantea la globalización.

"Todo está preparado para que pueda haber un acuerdo", subrayó Barroso, quien, al igual que Merkel, evitó citar concretamente los obstáculos que todavía quedan por salvar, como las reservas planteadas por Polonia o la exigencia de Italia de obtener un mayor peso de voto en el Parlamento Europeo.

Desde Luxemburgo, donde se reunieron hoy los ministros de Exteriores de la UE, el titular alemán, Frank-Walter Steinmeier señaló que "pese a que no han podido despejarse todas las dudas" confiaba en un acuerdo en Lisboa.

Steinmeier reconoció, no obstante, que "hay que tomarse muy en serio" las quejas planteadas por Italia.

El gobierno de Romano Prodi reclama que a la hora de calcular los votos en el Parlamento Europeo no se tenga en cuenta el número de nacionales, dentro y fuera del país, ya que muchos italianos viven en el extranjero.