Lunes, 15 de Octubre de 2007

Don Felipe y Cavaco Silva apuestan por afianzar las relaciones bilaterales

EFE ·15/10/2007 - 20:44h

EFE - Los Príncipes de Asturias son recibidos en Beja por el jefe de Estado de Portugal, Aníbal Cavaco Silva (2d), y su esposa, María (d), quienes les han acompañado a visitar una de las joyas de la ciudad, la iglesia de Nuestra Señora de los Placeres. EFE

Felipe de Borbón y el presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, han coincidido hoy en señalar que proyectos como el de la presa de Alqueva sobre el río Guadiana contribuirán a afianzar aún más las relaciones entre los dos países que forman la Península Ibérica.

Los Príncipes de Asturias y el presidente portugués y su esposa, María, han presidido este lunes en una carpa instalada junto a la presa de Alqueva la IX edición del Premio Internacional Puente de Alcántara a la obra publica iberoamericana, que ha correspondido al aprovechamiento hidroeléctrico que supone este embalse.

Don Felipe ha asegurado, en las palabras que ha pronunciado tras la entrega del galardón, que actos como el de hoy contribuirán a hermanar "aún más a portugueses y españoles, a estimularnos a trabajar por un futuro compartido en el marco de la Unión Europea, cuya presidencia ostenta de nuevo Portugal durante este importante trimestre".

Después de recordar las excelentes relaciones personales con el Jefe de Estado portugués y señalar el interés de Cavaco Silva por ensanchar en beneficio mutuo las relaciones bilaterales "como países amigos, vecinos, socios y aliados", don Felipe ha expresado su "compromiso e ilusión como heredero de la Corona" con esa tarea.

Además, Don Felipe ha recordado las palabras de su padre el Rey, ante la Asamblea portuguesa en el año 2000, de que las relaciones entre España y Portugal están abocadas a tender puentes de entendimiento en beneficio mutuo.

Por su parte, Cavaco Silva ha destacado que este embalse artificial, el mayor de Europa, supone la infraestructura fundamental para el desarrollo de los sectores de la agricultura, el turismo o la energía, en lo que también ha coincidido con el Príncipe de Asturias.

La presa es, para el presidente portugués, una de las áreas fundamentales de la cooperación española y portuguesa, el mercado ibérico de la electricidad, precisamente en unos territorios afectados por una sequía grave o extrema.

En opinión de Cavaco, el embalse es también un factor determinante para hacer frente a la escalada del precio del petróleo y la necesidad de combatir las alteraciones climáticas.

Con 250 kilómetros de extensión, de los que 33 están en la provincia de Badajoz, esta presa, la más grande de Europa, puede abastecer de electricidad a una población de 180.000 habitantes. Además, llegará a las tierras de regadío colindantes y pretende convertirse también en un atractivo turístico para la zona.

Tiene 96 metros de altura y una central de dos grupos capaces de generar 460 millones de kilovatios año y puede almacenar 4.150 hectómetros cúbicos de agua. Desde la presa hasta el final del embalse hay 83 kilómetros.

Recibieron el galardón, que reproduce el Puente romano de Alcántara, obra del escultor Miguel Berrocal, la empresa promotora Edia, los autores del proyecto, representados por Antonio Pita de Andreu, y las empresas constructoras, entre las que figuran Acciona y Dragados.

Han asistido a la entrega de los Premios, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; el secretario de Estado de Turismo y Comercio, Pedro Mejías; el ministro de Agricultura de Portugal, Jaime Silva, y el presidente de la Fundación San Benito de Alcántara -que otorga los galardones-, el infante don Carlos.

Aníbal Cavaco Silva y su esposa han acompañado a los Príncipes durante todo el día desde que a primera hora de la tarde han llegado a la localidad de Beja, en el Alentejo, en donde han visitado la iglesia de Nuestra Señora de los Placeres, han recibido las llaves de la ciudad y han almorzado con sus anfitriones en el antiguo convento de San Francisco.