Lunes, 15 de Octubre de 2007

La Junta Electoral avala el doble formato de debates

Una resolución de 2004 le da cobertura legal

GONZALO LÓPEZ ALBA ·15/10/2007 - 18:51h

El formato final y la fecha de celebración de los debates electorales en televisión están a expensas de la respuesta que ofrezcan los partidos, que aún no han entablado negociación entre ellos.

En caso de que los partidos aceptaran el gran debate que plantea TVE, no se descarta que el primer cara a cara en la cadena pública pueda realizarse en el periodo conocido como precampaña, para evitar su posible impugnación por los partidos minoritarios.

El "periodo electoral"

En términos legales, se entiende que el periodo electoral abarca desde la convocatoria de un proceso electoral hasta su celebración, y no sólo el estricto periodo de la campaña, según determinó un acuerdo de la Junta Electoral Central (JEC) de 4 de noviembre de 1985.

Además, la JEC avaló con una resolución, del 24 de mayo de 2004, a propósito de las elecciones al Parlamento de Europa de ese año y ante una impugnación presentada por la coalición Galeusca, la celebración de un cara a cara y de un debate posterior con todos los partidos con grupo parlamentario.

"(...) La celebración -dictaminó la JEC- de un debate entre los representantes de las dos formaciones políticas que obtuvieron mayor número de votos en dichas elecciones y otro en el que, junto con dichos representantes, participen los de las otras cuatro formaciones políticas que obtuvieron escaños en las citadas elecciones, no supone desequilibrio o desproporción que pueda considerarse atentatoria contra los principios de pluralismo político y social y neutralidad informativa de los medios de comunicación de titularidad pública".

Pluralismo y neutralidad

La oferta que el presidente de RTVE, Luis Fernández, ha hecho a los partidos con grupo parlamentario en el Congreso incluye un despliegue más amplio de información electoral y política.

Fernández aspira a que la corporación pública se constituya en "referencia" del debate electoral "desde el punto de vista del pluralismo, la neutralidad y el más absoluto respeto a los intereses de los ciudadanos"