Lunes, 14 de Abril de 2008

El general Franco resiste la ofensiva del Chiki Chiki en la localidad zaragozana de Illueca

EFE ·14/04/2008 - 13:22h

EFE - El Ayuntamiento de Illueca (Zaragoza) no celebrará finalmente un pleno para decidir si la calle dedicada al general Franco (izq.) pasaba a llamarse Chiki Chiki, nombre de la canción que este año representa a España en el Festival de Eurovisión de la mano de Rodolfo Chikilicuatre (der.).

El Ayuntamiento de Illueca no celebrará finalmente un Pleno para decidir si una de las calles de la localidad pasa a denominarse "Chiki Chiki", el nombre de la canción que este año representará a España en el Festival de Eurovisión de la mano del artista Rodolfo Chikilicuatre.

El alcalde de Illueca, el socialista Fernando Escribano, valoró hoy la posibilidad de convocar un Pleno extraordinario para "poner sensatez" y zanjar de una vez la discusión que había generado entre el vecindario y, sobre todo, el revuelo mediático surgido desde que el joven concejal de CHA Rubén Redondo se pronunciara a favor de que la calle General Franco pasara a denominarse calle del Chiki Chiki.

A finales de la semana pasada trascendió que Illueca iba a celebrar este lunes un Pleno municipal para debatir la cuestión, algo que hoy desmintió el alcalde.

Sin embargo, ante la llegada de diversos medios de comunicación a la localidad por la expectación generada, el primer edil barajó la posibilidad de convocar un Pleno urgente para zanjar el asunto pero se ha descartado porque, según subrayó, todo ha surgido por una idea que "no se ha materializado con un propuesta oficial".

CHA no ha llegado a presentar moción alguna ni propuesta de resolución ante el Ayuntamiento, por lo que el alcalde considera que no da lugar a ningún debate y pidió que se zanje de una vez el revuelo social y mediático que se ha generado.

Fernando Escribano expresó su deseo de que el asunto no vaya a más y "confío en que tengan la sensatez de no presentar una moción" para que Illueca cree la calle del Chiki Chiki.

El alcalde pidió "seriedad", no alimentar más la polémica y que todo quede, de una vez por todas, como una "broma surrealista" ya pasada.

Si se cambia o no el nombre a la calle es algo que se decidirá siguiendo los cauces oficiales reglamentarios y, según el primer edil, de acuerdo en primer lugar con los vecinos de esa calle en cuestión.