Lunes, 14 de Abril de 2008

Mas ofrece por carta a Montilla un acuerdo sobre el Ebro si acepta el Ródano

EFE ·14/04/2008 - 15:10h

EFE - El presidente de la Generalitat y presidente regional del PP, Francisco Camps, aplaudido por sus compañeras, a su llegada hoy de la sede del partido donde tuvo lugar la I Jornada Interparlamentaria del Partido Popular de la Comunitat Valenciana.

El presidente de CiU, Artur Mas, ha remitido hoy a José Montilla una carta en la que se ofrece a llegar a acuerdos sobre la interconexión del Ebro con el área metropolitana de Barcelona si se aceptan, entre otras condiciones, soluciones a largo plazo como el trasvase del Ródano y las desaladoras.

En su misiva dirigida al presidente catalán, justo cuando se cumple una semana de la reunión entre ambos, el jefe de la oposición se muestra abierto a apoyar las medidas de carácter coyuntural que tome el ejecutivo catalán, siempre y cuando se asuman las cinco condiciones que plantea CiU, recogidas en un documento de dos páginas, adjunto a la carta enviada por Mas.

"Pese a la posición nítidamente crítica de CiU por cómo se están haciendo las cosas por parte del actual gobierno de la Generalitat, reitero nuestra disponibilidad a dialogar, negociar y llegar a acuerdos, en el marco del documento que os hago llegar", señala Mas.

El primero de los cinco puntos que conforman "las bases para la negociación" de CiU subraya que la garantía del suministro de agua a medio y largo plazo tiene que "pivotar necesariamente en torno al trasvase del Ródano (como solución definitiva) y la construcción de más desaladoras (como solución intermedia, debido a los elevados costes de consumo energético y de explotación que repercuten en el recibo del agua que acaban pagando los ciudadanos de Cataluña)".

Con el compromiso de José Luis Rodríguez Zapatero de estudiar la viabilidad del trasvase del Ródano propuesto por CiU, según Mas, "se dan las condiciones para poder llegar a acuerdos también en Cataluña".

Pese a su disposición a negociar, Mas no ahorra reproches al gobierno de la Generalitat por buscar el acuerdo con el Ejecutivo español antes que con el resto de fuerzas políticas catalanas: "Me hubiese gustado mucho más impulsar y liderar las soluciones desde Cataluña y no tener que ir a remolque de las iniciativas del Gobierno central, como desgraciadamente está sucediendo".

De esta forma se refiere Mas a la decisión que están ultimando los gobiernos de Rodríguez Zapatero y Montilla para suministrar agua a las cuencas internas de Cataluña alargando el minitrasvase del Ebro.

Mas se muestra predispuesto a acordar "medidas de urgencia" para hacer frente a la situación de "emergencia" por la sequía que sufre Cataluña, aunque pone varias condiciones.

"Las medidas que se adopten a corto plazo deben ser consecuentes con la planificación que se haga a medio y largo plazo en relación con las políticas de agua en Cataluña por generar sinergias y ahorrar costes", dice Mas.

Sin llegar a citar explícitamente la conexión hidráulica del Ebro con el área metropolitana de Barcelona, Mas sí apunta que "cualquier interconexión de redes hidráulicas que se haga en Cataluña debería ser compatible con traer agua del Ródano como garantía última y suficiente de suministro de agua".