Lunes, 14 de Abril de 2008

El presidente electo taiwanés promete pragmatismo en los lazos con China

EFE ·14/04/2008 - 15:25h

EFE - El presidente de Taiwan, Ma Ying-jeou, conversa con los medios durante una entrevista en la sede del Partido Nacionalista de Taiwan o Kuomintang (KMT) en Taipei, Taiwan, el 10 de abril de 2008. Ma ganó la recientes elecciones de Taiwan.

El presidente electo de Taiwán, Ma Ying-jeou, prometió hoy "pragmatismo" y dinamismo en los lazos con China, tras el histórico encuentro del vicepresidente electo, Vincent Siew, con el presidente chino, Hu Jintao.

"Los contactos para iniciar conversaciones entre las dos partes del estrecho de Formosa comenzarán inmediatamente después de la investidura, el 20 de mayo", dijo Ma, en conferencia de prensa, en la que también participó Siew.

Tanto Ma como Siew se mostraron optimistas sobre los resultados del encuentro entre el vicepresidente electo de Taiwán y el mandatario chino, durante el Foro de Boao, celebrado en China del 11 al 13 de este mes.

Siew aseguró que la nota de prensa del Ministerio de Comercio chino en la que se habla de un acuerdo sobre el principio de la única China no refleja su postura.

"No sé por qué la nota de prensa habla de una conclusión que no alcanzamos", señaló Siew.

El futuro gobierno isleño del presidente Ma Ying-jeou acepta el acuerdo de 1992, en el que China y Taiwán defienden la existencia de una única China, pero la definen a su modo.

Ni Ma ni Siew aceptan que Taiwán sea considerada como parte de la China comunista, pero ante la gran brecha política entre Taipei y Pekín están dispuestos a utilizar terminología ambigua y a evitar los temas conflictivos.

Para la futura cúpula gobernante de Taiwán, el encuentro Hu-Siew "abre una nueva página en la historia", fue "un éxito" y "ha roto el hielo" de las relaciones.

"La entrevista condujo a un mejor entendimiento entre las dos partes y contribuyó al proceso de fomento de la confianza mutua", señaló Siew.

Este contacto a alto nivel "ayudará a aliviar las tensiones en el estrecho de Formosa y servirá de plataforma para los intercambios económicos de Taiwán con China y el Mundo", agregó el vicepresidente electo de Taiwán.

Ma también subrayó la importancia del cambio para "la paz y estabilidad de la región y del mundo".

El oficialismo no alberga la misma opinión y acusa a Siew de cooperar con China para distraer la atención de "la represión en Tíbet", en palabras del actual presidente taiwanés, Chen Shui-bian.

El gobernante Partido Demócrata Progresista también criticó a Siew por permitir que China no le trate como a un igual y humille así la dignidad nacional de Taiwán.

Observadores políticos en la isla apuntan a una mejoría en las relaciones con China después de la investidura de Ma como presidente el 20 de mayo, pero no esperan milagros.

"La mejora de los lazos pasará por evitar el conflictivo tema de la soberanía por medio de artilugios verbales y el centrarse en temas pragmáticos", dijo a EFE Michael Lin, comentarista político taiwanés.

"El encuentro entre Hu y Siew ha sido un ejemplo de que es posible el diálogo, con China sacando notas de prensa en la que reafirma su postura para el consumo interno, y Taiwán dando otra interpretación", añadió Lin.

El Ministerio de Comercio chino dijo en una nota de prensa que "ambas partes crearán una plataforma bilateral de comunicación, lo antes posible, bajo el principio de la única China".