Lunes, 15 de Octubre de 2007

El PSOE soslayará en su programa la eutanasia

Evitará fijar un compromiso concreto para su despenalización

G. LÓPEZ ALBA ·15/10/2007 - 17:13h

"Promoveremos la creación de una Comisión en el Congreso de los Diputados que permita debatir sobre el derecho a la eutanasia y a una muerte digna, los aspectos relativos a su despenalización, el derecho a recibir cuidados paliativos y el desarrollo de tratamientos de dolor".

Este es el único incumplido de los seis compromisos que, en materia de derechos civiles, figuraban en el programa con el que el PSOE concurrió a las elecciones de 2004. Y tampoco parece que vaya en cumplirse en la próxima legislatura.

Los socialistas no quieren abrir flancos conflictivos con compromisos cuya rentabilidad electoral es, cuando menos, dudosa y sostienen que la despenalización de la eutanasia "no es una demanda mayoritaria de la sociedad".

Además, en el PSOE, y en su dirección, hay una fuerte corriente católica, a la que pertenecen, entre otros, el secretario de Organización, José Blanco; el diputado José Andrés Torres Mora, uno de los miembros del equipo que redacta el programa, o José Bono.

Miembros de los equipos que trabajan en la elaboración del programa electoral, que coordina Jesús Caldera, confirmaron que no está previsto incluir ningún compromiso concreto en esta materia, ni siquiera reproducir el que se asumió para las elecciones de 2004.

Reforma del Código Penal

A lo sumo, según estas fuentes, habrá una referencia genérica a la conveniencia de promover el debate social sobre la despenalización de la eutanasia en el marco de la reforma del Código Penal que se planteará.

La última reforma global, que dio lugar a lo que se bautizó como el Código Penal de la Democracia, entró en vigor en 1996, durante el mandato de Juan Alberto Belloch. Con posterioridad, hubo otra durante el mandato del conservador José María Michavila, pero de carácter parcial. La última, promovida por Juan Fernando López Aguilar, está empantanada en el Congreso y decaerá al concluir la legislatura.

Los expertos consideran que el Código Penal debe ser revisado cada quince años, para actualizar la adecuación de los tipos penales y de las condenas. Ese plazo de quince años es el que se cumpliría, ya que la previsión es que la reforma pudiera entrar en vigor en 2011.


Hoy, debate en el Congreso


El Pleno del Congreso debatirá hoy la toma en consideración de una proposición de ley de IU-IC "sobre la disponibilidad de la propia vida". La iniciativa plantea, entre otras, una reforma del Código Penal para que se establezca que "quedará exento de pena quien, mediante actos necesarios o de cooperación activa, permitiere, propiciare o facilitare la muerte digna y sin dolor de otra persona, a petición expresa, libre e inequívoca de ésta, en caso de que sufriera una enfermedad grave que hubiera conducido necesariamente a la muerte o le produjera graves padecimientos permanente y difíciles de soportar, o que, siendo permanente, le incapacitara de manera generalizada para valerse por sí misma". D