Lunes, 15 de Octubre de 2007

El Gobierno destinará unos 4 millones a la reforma de sus dos bases antárticas

EFE ·15/10/2007 - 18:07h

EFE - La Ministra de Eduación y Cultura, Mercedes Cabrera, acompañada del Director Ejecutivo de la Oficina del Año Polar Internancional, David Carlson (d), durante su intervención en el ciclo de conferencias sobre el cambio climático. EFE

La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, ha anunciado hoy que los Presupuestos Generales del Estado para 2008 incluirán una partida de cerca de cuatro millones de euros para reformar las bases antárticas españolas Juan Carlos I y Gabriel de Castilla.

Así lo ha explicado Cabrera durante la clausura del ciclo de conferencias "Más allá del cambio climático. Retos del Año Polar Internacional", que entre marzo y octubre de este año ha reunido en Barcelona a algunos de los máximos expertos en el fenómeno del calentamiento global del planeta y su impacto en los polos.

Cabrera ha concretado que los presupuestos de 2008, pendientes aún de aprobación, contemplan una partida de 3,5 millones de euros que servirán para realizar la primera parte de la reforma de la base Juan Carlos I, considerada la primera gran instalación científica española dedicada a la investigación polar.

Esta base, que el próximo año cumplirá veinte años, está gestionada por el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y se encuentra en la costa sureste de Bahía Sur, en la península Hurd de Isla Livingstone, en el archipiélago de las Shetland del Sur.

La ministra ha indicado que las obras de remodelación, que podrían iniciarse a finales de 2008, se sustentan en criterios de diseño completamente sostenibles, que permitirán que su impacto ambiental sea "prácticamente nulo".

Además, ha añadido, "se plantea que funcione con energías renovables".

A tan sólo veinte millas de esta instalación científica se encuentra la base del Ejército de Tierra Gabriel de Castilla, situada en la isla volcánica de Decepción, también en el archipiélago de las Shetland del Sur.

El Gobierno invertirá unos 300.000 euros en la reforma de esta base, donde se realizan proyectos de investigación y experimentación de interés para el Ejército en las áreas de transmisiones, medio ambiente, sanidad, bromatología o vestuario y material de campamento.

La ministra Cabrera ha destacado la importancia de los proyectos científicos que desde hace años se están desarrollando tanto en el Ártico como en el Antártico, y en especial la de la veintena de estudios y programas que se han puesto en marcha en España con motivo del Año Polar Internacional (API).

"Los polos son un laboratorio natural único, de enorme relevancia para entender el sistema terrestre y su futuro", ha comentado Cabrera, que ha subrayado que el API debe suponer un "salto adelante" en la mejora del conocimiento de las regiones polares y una oportunidad para analizar la sostenibilidad de las sociedades que habitan en este entorno.

El encargado de clausurar este ciclo de conferencias, organizado por la Fundación Caixa Catalunya y el Ministerio de Educación y Ciencia, ha sido el director del programa del Año Polar Internacional, David Carlson, quien ha advertido de que el hielo del Ártico se está reduciendo a un ritmo vertiginoso, hasta el punto de que en un plazo de veinte o treinta años "no habrá hielo en septiembre" en esta región polar.

De hecho, según Carlson, la porción de mar ártico helado se reduce cada década un 8%, y su extensión actual es un 40% inferior a la media de los últimos treinta años.