Domingo, 13 de Abril de 2008

Industria es el ministerio con mejor salida laboral

La empresa privada ha fichado con avidez a todos los predecesores de Joan Clos. Consultoras, inmobiliarias y el sector de la distribución se disputan los contactos de los ex ministros

BELÉN CARREÑO ·13/04/2008 - 21:04h

Los cazatalentos tienen desde el sábado tres objetivos muy exclusivos, los ex ministros. Jesús Caldera, Cristina Narbona y Joan Clos ya no pertenecen al equipo ejecutivo aunque, por ahora, conservan su estatus como diputados. Sin embargo, la experiencia dice que la mayoría de los ex titulares de una cartera saltan pronto a la arena de la empresa privada.

A priori, Clos no debería estar preocupado por encontrar acomodo en un consejo de administración, ya que sus predecesores en la cartera (incluido Comercio y Turismo o Ciencia y Tecnología que en anteriores legislaturas estuvieron desagregados) son los que mejor se han situado fuera de la esfera pública.

El primer ministro de Industria de la democracia, Albert Oliart, terminó sus día laborales como consejero de Cortefiel y el ya fallecido titular de Comercio, Juan Antonio García Díez, compaginó varios cargos a finales de los ochenta; entre ellos el de presidente de Uralita o consejero de Pryca, actual Carrefour, donde también ha encontrado acogida Rafael Arias Salgado, el ex ministro de Fomento de Aznar y hombre fuerte de Suárez.
Arias Salgado coincidió en el Gobierno de 1979 con Carlos Bustelo, el tercer ministro de Inndustria de Suárez, que llegó a dirigir la CMT entre 2003 y 2005, además de compaginar varios cargos como consejero en los noventa. Bustelo tomó la cartera de manos de Agustín Rodríguez Sahagún quien sólo desempeñó el cargo por un año. En 1989 llegó a ser alcalde de Madrid.

Ignacio Bayón llegó como ministro en 1980 y permaneció en el puesto dos años. Luego pasó por Urbis y Telefónica y en la actualidad es presidente de la inmobiliaria Realia. Contemporáneo de Bayón, el titular de Comercio Luis Gámir, pasó de ser el presidente del Consejo Consultivo de Privatizaciones a vicepresidente del Consejo  de Seguridad Nuclear, cargo por el que tuvo que renunciar a su labor en Asturiana de Zinc. Carlos Solchaga comenzó bajo el mandato de Felipe González como ministro de Industria y Energía, cartera que cambiaría en 1985 por la de Economía y Hacienda. Solchaga dio rienda suelta a su espíritu emprendedor con la creación de su consultoría Solchaga, Recio y Asociados. Además, ostenta un puesto de consejero en la inmobiliaria Renta Corporación, donde coincide con Ana Birulés, ministra de Ciencia y Tecnología con Aznar.

Joan Majó  y Luis Carlos Croissier fueron en 1985  y 1988 los siguientes titulares de Industria y su efímero paso como ministros dio pie a una intensa vida laboral. Majó ha sido hasta hace unos meses presidente de la Corporación Catalana de Radio Televisión pero antes  llegó a ostentar cargos hasta en 25 empresas, según el registro mercantil. Por su parte, Croissier es desde este año presidente de Eolia, un fondo de capital riesgo de energías renovables que pretende saltar a cotizar en bolsa. Croissier compagina el cargo con su puesto en otra aspirante a saltar al parqué, High Tech Hoteles, con el de consejero en Testa Inmuebles y en Adolfo Domínguez.

Con Aznar, sin Industria

Claudio Aranzadi tomó el relevo de Croissier hasta 1993 y siguió en la esfera pública como embajador ante la OCDE. En 1998 dio el salto al consejo de administración de la cristalería Saint-Gobaian. En 2002 la consultora Bravo Solution le nombró presidente.

En la última etapa de González, la cartera de Industria estuvo cubierta por Juan Manuel Eguiagaray, que se mantuvo como diputado hasta 2001 y es, en la actualidad,consejero de EADS. Junto a Eguiagaray desempeñó las labores de Comercio y Turismo Javier Gómez Navarro, otro de los ex ministros más activos en lo privado. Navarro  dirige el Consejo Superior de Cámaras, lo que compagina con la presidencia de Aldeasa y los distintos puestos en hasta otras 15 sociedades.

Con Aznar, Josep Piqué juró el cargo por Industria, cartera que desapareció como tal en 2000 a favor de Ciencia y Tecnología. Primero Birulés y luego Juan Costa capitanearon los nuevos equipos. Costa pasó a presidir el consejo asesor de relaciones internacionales de La Caixa y la consultura Ernst&Young para, en 2007, regresar a la política.

El currículo de Caldera, difícil de colocar

Los titulares de Trabajo no han tenido gran proyección fuera del sector público. La mayoría de los predecesores de Jesús Caldera han permanecido como funcionarios o políticos. El primer titular de Trabajo de la democracia fue Manuel Jiménez de Parga, que ha llegado a presidente del Tribunal Constitucional. Algunos de sus sucesores, como Jesús Sancho Rof (1981) o Santiago Rodríguez (1982) han llegado a tener puestos en pequeñas empresas. González nombró ministro de Trabajo a Almunia, el actual comisario de Asuntos Económicos de Europa. Le siguió Chaves, el presidente de la Junta de Andalucía. El ministro de  Aznar, Pimentel, ha dado ejemplo de fomento del autoempleo. 

Noticias Relacionadas