Domingo, 13 de Abril de 2008

Corbacho convoca a Fidalgo y Méndez a una reunión la próxima semana

EFE ·13/04/2008 - 17:03h

EFE - El nuevo ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho (d), recibe las felicitaciones de su esposa, en la despedida hoy de los ciudadanos de L'Hospitalet, tras 14 años de alcaldía en mayoría absoluta de la segunda ciudad de Cataluña y de la Diputación de Barcelona, en dos plenos extraordinarios en los que ha renunciado al cargo, para poder incorporarse a sus nuevas responsabilidades.

El nuevo ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha llamado a los secretarios generales de CCOO y UGT, José María Fidalgo y Cándido Méndez, respectivamente, para manifestarles que está a su disposición y para convocarles a una reunión la próxima semana.

Corbacho ha sido entrevistado esta mañana en la Ser y, según informa la cadena en una nota, ha explicado que la idea es mantener los primeros contactos e intentar buscar puntos de acuerdo.

En su llamada, les ha manifestado que, "ante situaciones difíciles, debemos de marcar objetivos claros, ponernos a trabajar con una clara voluntad de diálogo", ha indicado.

En cuanto a su tarea durante los próximos cuatro años, ha asegurado que el ministro de Trabajo debe analizar dónde se está destruyendo empleo y dónde se puede generar.

"En este país entramos en una situación en la que la construcción es un sector destructor de empleo, pero los sectores de servicios son sectores emergentes (en generación de puestos de trabajo)", precisó.

Corbacho ha eludido, porque sería "muy pretencioso", dar una cifra sobre los puestos de empleo que se pueden crear durante esta legislatura.

"Estoy convencido de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha adquirido un compromiso de importancia, y estoy convencido de que lo cumplirá", ha dicho.

Corbacho, quien asumirá también las competencias en inmigración, ha defendido la presencia de todos los inmigrantes que sean necesarios siempre que sea con un contrato de trabajo, y ha subrayado que este fenómeno no puede funcionar nunca con la norma del último que se empadrone.

Ha advertido de que nunca se puede utilizar el discurso de que el Estado de bienestar corre riesgo a causa de los inmigrantes, y ha señalado que cuando los recursos económicos son insuficientes hay que incrementarlos.

"Los inmigrantes contribuyen al desarrollo del PIB, pero si el Estado no incrementa el Estado del bienestar, éste se vuelve más débil", ha añadido Corbacho antes de recalcar que "el inmigrante es un consumidor al cien por cien de las prestaciones de un servicio".

Además, ha considerado que si la posibilidad de encontrar un empleo en España se trunca, se debe facilitar el retorno a su país de los inmigrantes que quieran hacerlo.

Corbacho, extremeño de nacimiento, ha añadido que Cataluña, donde ha vivido desde los 14 años, no le ha regalado nada pero le ha dado todas las oportunidades.

Respecto a su salario como ministro, el hasta ahora alcalde de L'Hospitalet de Llobregat y presidente de la Diputación de Barcelona ha explicado que pierde dinero formando parte del Gobierno.