Lunes, 15 de Octubre de 2007

Rogge cree que la sentencia de Bosman crea problemas en el deporte de base

EFE ·15/10/2007 - 15:32h

EFE - En la imagen, el presidente del Comité Olímpico Internacional, Jacques Rogge. EFE

El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jacques Rogge, afirmó que la sentencia Bosman, que permite la libre circulación de deportistas en la Unión Europea (UE) "crea problemas en el deporte de base", por lo que solicitó reformas que tengan en cuenta "el papel social del deporte".

"La libre circulación de atletas profesionales puede crear problemas", añadió Rogge en una entrevista que hoy publica el vespertino francés "Le Monde"

El responsable del olimpismo aseguró que no pone en cuestión la libre circulación de deportistas, pero se preguntó por la posibilidad de introducir "cortafuegos".

"¿Es razonable que haya sólo atletas extracomunitarios o que pertenezcan a nacionalidades diferentes en clubes medios o pequeños?", se interrogó el responsable del olimpismo.

Rogge se mostró también preocupado por los casos de dopaje que "restan crédito" al deporte, pero afirmó que cada vez que se descubre a un tramposo supone un avance.

En relación al caso de la atleta estadounidense Marion Jones, que confesó haber consumido sustancias dopantes, Rogge indicó que supone "un progreso en la lucha contra el dopaje".

"Cada vez que se caza a un atleta es algo bueno, aunque en si mismo supone una decepción. Como amante del deporte eso hace daño, pero como dirigente creo que es algo bueno", aseguró.

Rogge denunció que la opinión pública es "demasiado tolerante" con los dopados, y puso como ejemplo los "numerosos atletas pillados en flagrante delito y aplaudidos al día siguiente".

"Lo importante es que la gente entienda que hacemos todo lo posible para combatir el dopaje", dijo.

Señaló que en su mandato se ha pasado de los 2.000 test antidopaje que se hicieron en los Juegos de Sydney a los 4.500 previstos para los de Pekín del año próximo y de los 12 positivos en 2000 a los 26 de Atenas 2004.

La restricción de participación de los atletas sancionados o las multas impuestas a las federaciones son otros de los avances que destacó en la lucha contra el dopaje.

En cuanto a las denuncias de violaciones de derechos humanos en China, amplificadas con motivo de los Juegos, Rogge aseguró que "es normal" que las asociaciones aprovechen para "defender causas perfectamente honorables y respetables".

"Pero no hay que pedir al COI que solucione todos los problemas (...) Que no nos pidan que logremos algo que generaciones de jefes de Estado o de Gobierno que desfilan por Pekín con sus ofertas de aviones, trenes o industrias pueden hacer mejor que nosotros", aseguró.